Sídney mantendrá las restricciones  hasta el 28 de agosto, ante el aumento en el número de contagios. (Foto: Saeed KHAN / AFP)
Sídney mantendrá las restricciones hasta el 28 de agosto, ante el aumento en el número de contagios. (Foto: Saeed KHAN / AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Millones de habitantes de pasarán un mes más en cuarentena, anunciaron este miércoles las autoridades, ante un creciente brote de (COVID-19) y las bajas tasas de vacunación en Australia. Sídney tenía previsto salir del cierre el 30 de julio, después de cinco semanas, pero las restricciones se mantendrán hasta el 28 de agosto, ante el aumento en el número de contagios.

MIRA: Australia levanta confinamiento por el coronavirus a unos 8 millones de habitantes

“Entiendo personalmente lo que estamos pidiendo a la gente hacer las próximas cuatro semanas, pero es porque queremos mantener nuestra comunidad a salvo y queremos asegurar que podamos recuperarnos lo más rápidamente posible”, declaró la jefa del gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian.

Las autoridades anunciaron 177 nuevos casos ligados al brote de Sídney, que comenzó a mediados de junio cuando un conductor de limusina que transportó a la tripulación de un vuelo internacional se contagió del virus.

Berejiklian dijo que la policía intensificará los esfuerzos por hacer cumplir la medida y urgió a la población reportar a quienes no acaten las reglas.

“Realmente necesitamos que la gente haga lo correcto siempre. No bajen la guardia”, pidió.

El anuncio se dio en momentos que Melbourne puso fin a su quinto confinamiento por el virus, tras contener un brote de la variante Delta, según el jefe del gobierno estatal de Victoria, Dan Andrews.

Australia ha sido elogiada por su éxito en contener la pandemia, tras cerrar sus fronteras en forma temprana y erradicar los focos de contagio.

Pero con una población poco vacunada, ha luchado por contener la contagiosa variante Delta, detectada originalmente en India.

Cerca de 13% de los australianos han sido vacunados debido a un bajo abastecimiento de la vacuna de Pfizer-BioNTech y el escepticismo en torno a la de AstraZeneca.

El país registró más de 33.000 contagios y 921 muertes por COVID-19, en una población de 25 millones.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

¿Inglaterra vuelve a la normalidad?: se levantan casi todas las restricciones por el coronavirus

TE PUEDE INTERESAR