El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, llega a una conferencia de prensa durante una reunión de los Ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN, junto con los Ministros de Relaciones Exteriores de Finlandia, Suecia y Ucrania, así como el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, en el Palacio del Parlamento de Rumania en Bucarest, el 30 de noviembre de 2022. (Foto de Andrei Pungovschi / AFP)
El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, llega a una conferencia de prensa durante una reunión de los Ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN, junto con los Ministros de Relaciones Exteriores de Finlandia, Suecia y Ucrania, así como el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, en el Palacio del Parlamento de Rumania en Bucarest, el 30 de noviembre de 2022. (Foto de Andrei Pungovschi / AFP)
/ ANDREI PUNGOVSCHI
Agencia EFE

Los ministros de Exteriores de la abordaron este martes la relación con y, aunque siguen sin ver al gigante asiático como un “adversario”, van a redoblar sus esfuerzos por reducir su dependencia en sectores como las cadenas de suministros y reforzando su tecnología para mantener su ventaja en ese campo.

MIRA: Muere Jiang Zemin, el hombre que tomó las riendas de China tras la masacre de Tiananmen y abrió su economía al libre mercado

“No vemos a China como un adversario. Seguiremos dialogando con China cuando nos interese, sobre todo para transmitir nuestra posición unida sobre la guerra ilegal de Rusia en Ucrania”, indicó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de una reunión de dos días de los ministros aliados de Exteriores.

En esta segunda jornada, trataron los “retos a largo plazo” que plantea China para los intereses, valores y seguridad de la Alianza, y cómo deben seguir reforzando su capacidad de resiliencia.

“La OTAN es una alianza de Europa y Norteamérica. Pero los retos a los que nos enfrentamos son globales y debemos abordarlos juntos en la OTAN”, comentó Stoltenberg.

MIRA: La impresionante imagen que muestra a 3 migrantes que viajaron 11 días en la pala del timón de un petrolero para llegar a España

En concreto, el debate de los aliados se realizó sobre la base de un informe elaborado por la organización sobre la relación con Pekín.

El secretario general explicó que los ministros “han considerado los ambiciosos desarrollos militares de China, sus avances tecnológicos y sus crecientes actividades cibernéticas e híbridas”.

“La guerra de Ucrania ha demostrado nuestra peligrosa dependencia del gas ruso. Esto también debería llevarnos a evaluar nuestras dependencias de otros regímenes autoritarios, entre ellos China, para nuestros suministros, cadenas, tecnología o infraestructuras”, advirtió.

MIRA: Llegó a México para celebrar su cumpleaños y apareció muerta al día siguiente: Qué se sabe del caso de Shanquella Robinson

En cualquier caso, dio por sentado que “continuaremos comerciando y comprometiéndonos económicamente con China”, pero pidió “ser conscientes de las dependencias, reducir nuestras vulnerabilidades y gestionar los riesgos”.

Así, aseguró que los ministros subrayaron hoy la importancia de “cumplir las directrices de la OTAN en materia de resiliencia y de mantener nuestra ventaja tecnológica”.

Al mismo tiempo, pidió “seguir reforzando nuestros socios de cooperación en la región del Indo-Pacífico, así como con la Unión Europea”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más