F
F
Adolfo Bazán Coquis

Nací en Sao Paulo, Brasil. Tengo 81 años. Mi primera tira cómica semanal se publicó en 1959, protagonizada por el perro Bidu. Desde entonces he creado unos 300 personajes, aunque los más famosos siguen siendo los chicos de Turma da Mônica (Mónica y su pandilla).


Mauricio de Sousa Producciones es un búnker de animación y entretenimiento, creado en 1959, cuyos personajes aparecen en libros, películas, series de TV, juguetes, útiles de escritorio, artículos de higiene, espectáculos en vivo, prendas de vestir, etc.

Pero entre tantas creaciones, la más famosa sigue siendo Mónica, la pequeña lideresa de un grupo de niños de 7 años que viven aventuras por doquier en el barrio del Limonero [puede ver más sobre ella en turmadamonica.uol.com.br]. De Sousa, leyenda viviente del cómic, atendió algunas preguntas que le enviamos sobre su trabajo y la industria que lleva su firma.

a
a

— ¿Cuáles son sus influencias para crear personajes: Disney, los cuentos clásicos, personas reales…?
Muchas de mis creaciones tienen origen en mi infancia, en una ciudad provinciana de Sao Paulo, donde todos jugábamos en las calles del barrio. Por ejemplo, Cebollita y Cascarón fueron inspirados en los amigos de mi hermano Marcio con quienes jugaba fútbol.

Después, para los personajes femeninos, me di cuenta de que tenía al lado a mis hijas –entonces de unos 3 años– y que ellas tenían mucha personalidad: Magali, que se volvió Magali en las historietas, comía solita una sandía enorme; Mónica, con su conejito de peluche y toda impaciente; y Mariangela, que se volvió María Cebollita, una bebe tierna. Haber sido creados a partir de personas reales es el secreto de su éxito.

a
a

— En algunas de las historias de Mónica se advierten lecturas entrelíneas para adultos. ¿Esto es intencional?
Las historias son dirigidas para todas las edades. Los personajes expresan valores educativos, como la ética y el respeto a las diferencias, por eso “Mónica y sus amigos” es para toda la familia.

— Hoy prevalecen los superhéroes en películas, cómics y series. ¿No ha pensado crear alguno?
No tenemos en nuestro grupito a superhéroes porque me gusta pasar el mensaje de que todos tenemos grandes poderes naturalmente, pero en muchas historias los personajes encarnan a héroes momentáneos, incluso para satirizar a las propias películas y series.

— ¿Usted sigue dibujando o ya delegó completamente esa tarea a otros dibujantes?
Nunca voy a parar de dibujar. Claro que hoy en día, para producir más de 1.200 páginas de historietas por mes, es necesario un equipo con mucho gas; sin embargo, acompaño todos los guiones antes de salir para el arte, cambio algunos y dibujo para los lectores en las sesiones de autógrafos. Además, hago los bosquejos de mi personaje Horacio para que el equipo de arte los finalice.

— ¿Cómo hace para que estas historias sigan manteniendo una autoría reconocible y distinguible?
Mi narrativa siempre fue simple, directa y objetiva. Intento que este modelo continúe presente y sea una marca registrada en mis historias.

s
s

— ¿Cuántas personas trabajan actualmente en Mauricio de Sousa Producciones?
Somos unos 400 colaboradores, entre brasileños y gente de otras nacionalidades, y una peruana en el departamento internacional [Lourdes Molina Galiano, en Brasil usa el apellido materno].

— Al expandir las historias de Mónica a los hablantes en español e inglés, ¿se busca convertir al personaje y sus amigos en un ícono cultural?
Quiero cautivar a más lectores porque si consigo conquistarlos puedo hablarles de cualquier asunto que les vaya a gustar. El objetivo es también difundir el español e inglés entre los niños y las niñas de Brasil.

— En tantos años, ¿hay algunas historias que le gusten más que otras?
Me gustan muchas; sin embargo, mis favoritas son aquellas que hablan contra el prejuicio, el racismo y la injusticia. En fin, aquellas que siempre traen un mensaje positivo, de respeto por las diferencias, la inclusión y la amistad.

a
a

— Mafalda se centraba en Buenos Aires, Condorito en Pelotillehue. ¿Mónica empezará a expandirse geográficamente?
Mónica siempre estará en el barrio del Limonero, pero también el objetivo es estar en otros países, en cada nación hay una calle así.

— Los formatos evolucionan: tiras en diarios, publicaciones, TV, cine... ¿Qué se viene para Mónica y sus amigos? ¿Cuál es la próxima apuesta?
Queremos apostar por los videojuegos. Y estamos invirtiendo fuerte en la comunicación digital en el mercado internacional. Además del canal Turma da Mónica, tenemos el canal de You Tube en español Mónica y sus Amigos y el canal Monica Toy. Nuestros accesos han alcanzado la marca de 320 millones de visualizaciones por mes.

— Sin contar Brasil, ¿dónde tienen Mónica y sus amigos más seguidores?
El público que más nos ve está en México, Chile, el Perú, Colombia y Argentina. Hace cuatro años lanzamos Monica Toy, unos videos de corta duración y sin diálogos, perfectos para ser vistos en cualquier lugar y a través de cualquier pantalla (TV, celular, tableta, computador). Tenemos público de EE.UU., Rusia, Ucrania y Vietnam, como países top en accesos. Nuestro canal en Brasil bordea los tres millones de suscritos. Realmente creemos en la apuesta digital como un medio para quebrar fronteras.

a
a

— ¿Cuántas historias sobre Mónica se han contado?
No tenemos cómo calcularlas a lo largo de más de 50 años. Y es que, además de las tiras cómicas, hemos hecho historietas, revistas institucionales, películas… Hemos llegado a vender 1.000 millones de revistas y tenemos el 80% del mercado brasileño, más de 300 títulos en 25 editoras entre libros didácticos, ilustrados y novelas gráficas. Más de 300 productos licenciados en 150 empresas. Y en breve entraremos a la India.

— ¿Y qué otros personajes han aparecido en sus historias?
Del fútbol hemos tenido a Pelezinho, Ronaldinho Gaucho y actualmente a Neymar Jr., que está en revistas infantiles hasta en los países nórdicos. Nuestras novelas para el público adulto son bien vistas. Este año lanzaremos dos en Francia y otros países francófonos.

a
a

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...

TAGS RELACIONADOS