Obama visita Vietnam para convertir en socio a su viejo enemigo
Obama visita Vietnam para convertir en socio a su viejo enemigo

El presidente de , , llegó el domingo a su primera visita a , un viaje que busca convertir a un antiguo enemigo en un nuevo socio para ayudar a contrarrestar los crecientes signos de autoridad de China en la región.

Obama se encuentra en Hanoi, lo que constituye la tercera visita de un presidente estadounidense desde el fin de la guerra de Vietnam en 1975, luego de las visitas de Bill Clinton y George W. Bush.

Allí, Barack Obama se reunirá con el presidente Tran Dai Quang, con el primer ministro, y con el líder de la asamblea nacional y secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong.

Trong y Barack Obama ya se reunieron en julio pasado, cuando el líder vietnamita fue recibido en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Esto se produce en el marco de una gira por Asia, donde el mandatario espera pasar una página en la historia de su país con Vietnam y Japón, y que incluye una histórica visita a , lugar del primer ataque nuclear en el mundo.

El viaje ha sido precedido por un debate en Washington sobre si Obama debe aprovechar la visita de tres días, para retirar un embargo de armas a Hanoi, que es uno de los últimos vestigios de la enemistad de los tiempos de la guerra.

La medida molestaría a Beijing, que desconfía de los intentos de Estados Unidos de fortalecer los lazos militares con sus vecinos asiáticos en momentos de creciente tensión en el disputado Mar de la China Meridional. Sin embargo, no se ha comunicado aún una decisión final sobre el asunto.

"Nadie se hace ilusiones", dijo Evan Medeiros, un ex asesor de Barack Obama en asuntos asiáticos. "Este viaje envía una importante señal a China sobre el interés de Estados Unidos en la región y su creciente preocupación por el comportamiento chino".

El gobierno de Vietnam dijo a comienzos de mes que levantar el embargo demostraría confianza mutua y que comprar armas a sus socios es "normal".

En la agenda del presidente de Estados Unidos también se plantea viajar a la Ciudad Ho Chi Minh, antigua capital de Vietnam del Sur y actualmente considerado uno de los mayores polos económicos del país.

Este es el décimo viaje de Obama a la región asiática. El mandatario ya llegó a referirse a sí mismo como el "presidente del Pacífico", y ve el futuro de su país estrechamente ligado a esa región del mundo.

Pero aún con aliados como Vietnam y Japón, la sangre y el dolor del Siglo XX aún resuenan.

En Japón, Barack Obama participará de una cumbre del G7 y hará historia al ser el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Hiroshima, donde su predecesor Harry Truman ordenó arrojar la primera bomba atómica, en 1945.

--- Un guiño a la historia ---

El viaje a Hiroshima inevitablemente vuelve a reavivar el debate sobre si la decisión de Truman, que marcó una época, fue justa o no.

Muchos estadounidenses aún creen que, aunque provocaron la muerte de 140.000 japoneses, los ataques nucleares a Hiroshima y Nagasaki impidieron un baño de sangre todavía mayor, que habría ocurrido con una invasión a Japón.

En contrapartida, sobrevivientes del desastre nuclear demandan un pedido de disculpas, paso que la Casa Blanca ya adelantó que no está dispuesta a dar.

Barack Obama "cree que es importante admitir la historia, es importante mirar directamente a nuestra historia, y es importante que tengamos un diálogo sobre historia", dijo Ben Rhodes, un auxiliar del presidente.

Se espera que Obama visite el parque Memorial de la Paz de Hiroshima, y ofrezca una breve declaración centrada en la desnuclearización.

El presidente llegó a la Casa Blanca con la intención de reducir las reservas estratégicas de armas nucleares estadounidenses, pero adoptó una posición más cautelosa al verificar que Rusia no estaba dispuesta a dar pasos recíprocos.

Fuente: Agencias

MÁS SOBRE MUNDO...