Qatar 2022, el mundial de las polémicas, suma una raya más al tigre. Después de la “incomodidad” causada al patrocinador Budweiser por las restricciones a la ingesta de cerveza, la FIFA apostó ahora por castigar con severidad cualquier atisbo de controversia sobre el gramado. De allí que Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Países Bajos y Suiza desistieran “muy frustradas” de utilizar las cintas One Love como protesta contra la discriminación a la comunidad LGTBI en el país anfitrión.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más