La Reina Máxima de Holanda habló por primera vez sobre la muerte de su hermana, Inés Zorreguieta. (Foto: AFP/Robin van Lonkhuijsen)
La Reina Máxima de Holanda habló por primera vez sobre la muerte de su hermana, Inés Zorreguieta. (Foto: AFP/Robin van Lonkhuijsen)
Redacción EC

La reina Máxima de Holanda retomó hoy su agenda oficial, después de casi dos semanas de luto por el suicidio de su hermana Inés Zorreguieta, y explicó que esta estaba "enferma" y no podía "curarse".

"Mi querida y pequeña hermana Inés estaba enferma. No podía encontrar la felicidad y no podría curarse", afirmó la reina en su primera aparición pública desde el 7 de junio, cuando falleció Inés.

En declaraciones a la prensa y visiblemente emocionada, Máxima, de origen argentino, aseguró que "el único consuelo" de la familia es que Inés "ha encontrado la paz" finalmente.

Máxima agradeció las cartas y el apoyo de la gente, que, dijo, "realmente ayudó" durante estas dos semanas de luto.

También dio las gracias a todos "los que han mostrado respeto por la privacidad" de la familia real y los Zorreguieta durante el funeral.

La reina Máxima habló por primera vez sobre la muerte de su hermana menor durante el primer acto oficial en su agenda, una visita a una nueva clínica de lucha contra el cáncer en Groninga, acto que tenía previsto el mismo día que falleció Inés y que canceló tras la tragedia.

Fuente: EFE