El superpetrolero iraní Grace 1 fue capturado este mes en aguas de Gibraltar por patrullas británica a petición de las autoridades estadounidenses. (AFP)
El superpetrolero iraní Grace 1 fue capturado este mes en aguas de Gibraltar por patrullas británica a petición de las autoridades estadounidenses. (AFP)
Redacción EC

Dubai. El facilitará la liberación de un petrolero iraní capturado si puede garantizar que el buque no incumplirá las sanciones europeas sobre entregas de crudo a Siria, indicó el secretario británico de Exteriores.

A su vez, las naciones europeas exhortaron a sostener nuevas conversaciones para aliviar las tensiones en el .

► 

► 

► 

Los comentarios del canciller Jeremy Hunt el sábado por la noche podrían ayudar a apaciguar las tensiones, que se han incrementado en los últimos días. En aparente represalia por la incautación del barco, navíos paramilitares iraníes intentaron impedir el paso de un buque tanque británico por el Estrecho de Ormuz, sólo para retirarse después de recibir “advertencias verbales” de un navío de la Armada británica que lo acompañaba, señaló el gobierno de Reino Unido.

Hunt dijo que sostuvo una “llamada constructiva” con el canciller iraní Mohamed Javad Zarif, y le aseguró que “nuestra preocupación era el destino, no el origen, del petróleo”. Hunt escribió que Zarif le dijo que Irán no intenta generar más tensión.

El Ministerio de Relaciones Exteriores británico dio más detalles en un comunicado:

Esto fue acerca de la aplicación de las sanciones de la Unión Europea a Siria: se actuó debido al destino que tenía el petróleo -una entidad siria sancionada-, no debido a que provenía de Irán”.

Por otro lado, los líderes de Reino Unido, Francia y Alemania exhortaron el domingo a poner fin al “incremento de las tensiones” en la región, luego de un año de que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear que Irán tenía con varias superpotencias.

La primera ministra británica Theresa May, el presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel dijeron estar “profundamente preocupados por los ataques que hemos visto en el Golfo Pérsico y más allá, y por el deterioro de la seguridad en la región”.

Pidieron sostener conversaciones para acabar con el estancamiento y que ambas partes den indicios de buena voluntad.

Ali Rabiei, portavoz del gobierno iraní, dijo que las autoridades británicas liberarían al barco porque “el destino del buque tanque no era lo que los británicos dijeron”, según la televisión estatal. Funcionarios iraníes habían negado previamente que el navío se dirigiera a Siria.

El superpetrolero fue capturado este mes en aguas de Gibraltar a petición de las autoridades estadounidenses.

Fuente: AP