Sheikha Latifa aparece fotografiada junto a Mary Robinson, excomisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Emiratos Árabes Unidos dice que la foto fue tomada el pasado 15 de diciembre.
Sheikha Latifa aparece fotografiada junto a Mary Robinson, excomisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Emiratos Árabes Unidos dice que la foto fue tomada el pasado 15 de diciembre.
BBC News Mundo

Servicio de noticias

Hace unas semanas se temió por su seguridad y su vida.

Ahora, la difusión de una fotografía pretende aclarar lo sucedido con la princesa de , .

Al parecer, la princesa, hija del jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, gobernante de Dubái, intentó escapar al extranjero en el mes de marzo. Testigos dijeron que la mujer fue localizada en un yate cerca de India y que la regresaron a Dubái a la fuerza.

El gobierno de , al que pertenece Dubái, negó la información y declaró que la princesa está en casa con su familia, pero lo cierto es que desde marzo no se había vuelto a saber de ella.

El incidente causó preocupación entre grupos de defensa de los derechos humanos que les exigieron a las autoridades que dieran pruebas de su bienestar.

Fotografía cotidiana

Este lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de EAU anunció que le hizo llegar un comunicado en relación con Sheikha Latifa a la oficina de Procedimientos Especiales del Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

cancillería explicó que el mensaje "responde y rebate todas las falsas acusaciones sobre la princesa".

La imagen difundida muestra a Sheikha Latifa junto a Mary Robinson, ex comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y ex presidenta de Irlanda, y supuestamente se tomó el pasado 15 de diciembre en Dubái.

"Durante su visita a Dubái, se le garantizó a Mary Robinson que Su Alteza Sheikha Latifa está recibiendo los cuidados y el apoyo que necesita".

"Fotografías tomadas durante la tarde que pasaron juntas han sido compartidas con su consentimiento", se lee en el comunicado.

Naciones Unidas no ha respondido todavía al comunicado ni ha confirmado la veracidad de los datos.

El gobierno de Emiratos Árabes Unidos señaló en un comunicado que la familia de Sheikha Latifa la ama y adora.
El gobierno de Emiratos Árabes Unidos señaló en un comunicado que la familia de Sheikha Latifa la ama y adora.

Sheikha Latifa es una de los 30 hijos del jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, quien además de ser líder de Dubái es primer ministro de EAU y uno de los hombres más acaudalados, poderosos e influyentes del planeta.

La huída frustrada

Se dice que Latifa intentó escapar de Dubái, "su jaula dorada", para tener una vida de mayor libertad en el extranjero.

En aquel momento se comentó que la princesa, de 33 años, había recibido la ayuda de Hervé Jaubert, un ex espía francés.

Su yate Nostromo, en el que viajaba la princesa, fue interceptado a menos de 80 km de la costa de India.

Jaubert denunció que la princesa fue trasladada a un helicóptero y que fue forzada a regresar, pese a haber profesado su deseo de solicitar asilo en el extranjero.

Después de la supuesta desaparición, se difundió un video en el que Sheikha Latifa habla de un plan para escapar.

"Si estás viendo este video, no es tan buena cosa. O estoy muerta o estoy en una situación muy muy muy mala", dice la princesa en el inicio de la grabación de 40 minutos.

En el video, Latifa alega que ella y su familia no tuvieron "libertad de elección en sus vidas" y describe un intento de escape cuando tenía 16 años.

Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos.
Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos.

La princesa denuncia que fue encarcelada tres años y que fue torturada repetidas veces tras su regreso.

A principios de diciembre, el gobierno de Emiratos Árabes Unidos difundió un primer comunicado sobre la aparente desaparición en el que las autoridades decían estar "profundamente entristecidas por la continua especulación" de los medios sobre Sheikha Latifa.

En aquel texto, el gobierno subrayó que Latifa es "adorada y amada" por su familia, que estaba deseosa de celebrar su cumpleaños con ella.