Colleville-Sur-Mer, Francia (Agencias) Cientos de personas ya acuden a las costas francesas durante la víspera del 70° aniversario del "Día D". Esta fecha recuerda el día en el que las tropas aliadas desembarcaron en la antigua provincia francesa, lo que más tarde siginificaría el "inicio del fin de la II Guerra Mundial". 

En París, el presidente galo se encargó de recibir a los principales mandatarios asistentes al evento conmemorativo. La primera en llegar fue la de Inglaterra. 

Sin embargo, el ambiente festivo no evitó la tensión que vienen protagonizando Estados Unidos, Rusia y el resto de Europa por la que se vive en Ucrania. Hollande tuvo que recibir por separado a y Vladimir Putin, quienes decidieron no reunirse para evitar un clima incómodo

A las 7:00 p.m. (12:00 m. en Perú) Hollande se reunió con Barack Obama en un restaurante ubicado en el centro de la capital. La reunión con el inició a las 9:00 p.m. (2:00 pm. en Perú) en el Palacio del Eliseo, sede de la presidencia francesa.

Poco antes de la medianoche se tiene programado que 24 salvas de fuegos artificiales iluminen el cielo francés, simulando el inicio de los bombardeos aliados en 1944 que anunciaban la liberación de Europa del yugo nazi.

El espectáculo busca homenajear a los tres mil soldados aliados, y algunos civiles, que cayeron durante la batalla del 6 de junio.

El momento cumbre de la celebración se desarrollará el viernes por la tarde con una ceremonia internacional en la playa de Ouistreham a la que asistirán decenas de ex combatientes, además de los mandatarios entre los que figuran el electo presidente de Ucrania,  y la canciller alemana,  aparte de los que están presentes desde hoy.

La presencia de Merkel en el evento representa la segunda oportunidad en la que un funcionario de alto nivel alemán acude a las celebraciones. El primero fue Gerhard Schrïder, en 2004, por el 60° aniversario.