ha sorprendido a los fanáticos del deporte con los videos en los que aparece rodando con supor superficies peligrosas en las cuales resalta el abismo que le espera en caso de un mal movimiento.

El último gran truco de Brumotti lo realizó en Frankfurt, ciudad de Alemania. El ciclista rodó por los tejados y los balcones de grandes edificios. Las tomas del video que recopila su riesgosa hazaña dejan ver los abismos de más de 200 metros de altura que hay justo al lado del ciclista que, tal parece, se divierte con sus osadas travesías.



► 

Vittorio Brumotti nació el 14 de junio de 1980 en la ciudad de Finale Ligure, en Italia. Desde hace más de 10 años se dedica al ‘freestyle’ con la bicicleta y sus riesgosos trucos se pueden observar en videos de YouTube o en su cuenta de Instagram oficial.

Hace varios años Brumotti ingresó al mundo del espectáculo televisivo: se convirtió en uno de los conductores de ‘Striscia la Notizia’, un programa que analiza los problemas del mundo en clave de humor. Participar de este espacio le ha permitido viajar a muchos lugares del mundo. En estos aprovecha para realizar sus maniobras con la bicicleta.

Según EFE, Brumotti inició como ciclista desde muy chico. En 2006 y a sus 20 años su nombre empezó a sonar en los circuitos tras proclamarse campeón del Mundo de trial sobre bicicleta. Fue, tras este gran paso en el escenario deportivo, que dio sus primeros –y riesgosos- pasos en el freestyle.

En 2007 obtuvo su primer récord Guiness al saltar 20 vallas consecutivas apoyándose solo en la llanta trasera de su bicicleta. Luego rompió su marca y, hasta el momento, ha llegado a superar las 30 vallas en esta modalidad.

Otros Guiness conseguidos por Brumotti demuestran su pasión por las acciones extremas: En 2007 ganó uno al saltar una longitud de 17 metros con su bicicleta y, en 2009, saltó de un camión a otro que tenían una distancia de separación de 4 metros.

Sin embargo, el récord que lo ‘graduó’ como amante del peligro lo consiguió en 2012: Brumotti ascendió el rascacielos más alto del mundo, el Burj Khalifa de Dubái, en 2 horas y 20 minutos. Hay que tener en cuenta que el Khalifa tiene 828 metros de alto y 3700 escalones, los cuales superó sin detenerse.

Brumotti, además, fue compañero de los famosos ciclistas Alberto Contador y Peter Sagan, pues perteneció al equipo Tinkoff. "Contador me pareció al principio un poco reservado, pero luego encuentras en él una persona de gran corazón y un enorme profesional que cuida cada detalle de su preparación. Para mi es el mejor corredor del mundo para grandes vueltas", aseguró a la agencia EFE.

Y los riesgos han acompañado a Brumotti incluso cuando se baja de la bicicleta. “Soy un hombre peligroso porque voy en contra de la mafia. Cuando voy a Sicilia necesito protección de la policía porque hablar de la mafia es delicado. Una vez nos dispararon tres veces al coche del equipo de trabajo”, le dijo a EFE al hablar de su participación en el programa de televisión italiano.

¿Qué le falta a Brumotti? El arriesgado ciclista ha comentado en varias entrevistas que tiene un objetivo en mente que no ha logrado cumplir: ascender el Monte Everest. En uno de sus intentos pagó 200 mil euros en licencias y llegó hasta los 6.300 metros de altura.