Redacción EC

Zambia. Las Cataratas Victoria al sur de África han atraído a millones de turistas a Zimbabue y Zambia por muchos años gracias a la espectacular vista que tiene. Sin embargo, una sequía ha ocasionado que el río Zambezi pierda su caudal y la imponente caída de agua se ha visto significativamente afectada.

La peor sequía del siglo ha reducido el volumen de las cataratas, avivando así el temor que el cambio climático acabe con uno de los mayores atractivos turísticos de la región.

Si bien las cataratas reducen su volumen por la estación seca, las autoridades afirmaron que este es un evento sin precedentes. “En años anteriores, durante la época seca, no ha llegado a este punto. Esta es la primera vez que lo vemos así”, señaló Dominic Nyambe, un vendedor de artesanías que trabaja 30 años en dicho lugar.

“Nos afecta, porque (...) los clientes (...) pueden ver en Internet (que las cataratas han menguado) (...). No tenemos tantos turistas”, sentenció.

Mientras los líderes mundiales se reúnen en Madrid en la COP25 para discutir formas de detener el catastrófico calentamiento causado por las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre, el sur de África ya está sufriendo algunos de sus peores efectos, con los grifos sin una gota de agua y unos 45 millones de personas necesitadas de ayuda alimentaria debido a las malas cosechas.

Zimbabue y Zambia han sufrido cortes en el suministro eléctrico, ya que dependen en gran medida de la energía hidroeléctrica de las centrales de la presa de Kariba, situada en el río Zambezi aguas arriba de las cascadas.

Fuente: Reuters

TAGS RELACIONADOS