Los dolientes reaccionan cuando el cortejo que transporta los restos del expresidente angoleño José Eduardo Dos Santos llega a la Praça da Republica en Luanda donde está previsto que descanse antes de su funeral.
Los dolientes reaccionan cuando el cortejo que transporta los restos del expresidente angoleño José Eduardo Dos Santos llega a la Praça da Republica en Luanda donde está previsto que descanse antes de su funeral.
/ Camille LAFFONT / AFP
Agencia AFP

inició el sábado un fin de semana de homenajes a su expresidente , que dirigió el país durante 38 años, días después de una elección cuyos resultados preliminares han sido cuestionados por la oposición.

Presidente de Angola  (1979-2017) sin haber sido jamás elegido por votación, Dos Santos murió el mes pasado a los 79 años en una clínica de Barcelona, en el noreste de España. Estaba acusado de haber malversado miles de millones a favor de su familia y allegados.

Mira: Hallan el diamante rosa más grande en 300 años; ¿en cuánto se vendió uno similar?

Antes de los funerales nacionales el domingo, el cortejo fúnebre que transportaba su féretro envuelto con la bandera de Angola entró en la plaza de la República, en el centro de la capital, Luanda, escoltado por moteros y la policía montada.

Numerosas personas lo esperaban al borde de la carretera, algunas llorando, otras, cantando.

En la vasta explanada, junto al océano, se encuentra el gigantesco mausoleo del primer presidente angoleño, Augustinho Neto, frente al cual se sitúa la tribuna donde se rendirán honores a su sucesor.

Entre banderas negras, varios carteles despedían a “Zedu”, apodo del exmandatario, con mensajes como “Adiós presidente amado” o “Para siempre nuestro comandante”.

El domingo se celebrarán en Luanda los funerales oficiales, al que se espera que asistan una docena de jefes de Estado y de gobierno.

Este homenaje tiene lugar días después de unas elecciones legislativas en las que se eligió indirectamente al presidente del país.

En la antigua colonia portuguesa, independiente desde 1975, el cabeza de lista del partido ganador en las legislativas es investido con las funciones de jefe de Estado.

Los resultados de las últimas elecciones de Angola se han visto ensombrecidos por una economía en apuros, inflación, pobreza, sequía y la muerte en España el mes pasado del predecesor del actual presidente Joao Lourenco, José Eduardo dos Santos.
Los resultados de las últimas elecciones de Angola se han visto ensombrecidos por una economía en apuros, inflación, pobreza, sequía y la muerte en España el mes pasado del predecesor del actual presidente Joao Lourenco, José Eduardo dos Santos.
/ Camille LAFFONT / AFP

Una disputada elección

La oposición rechazó el viernes los resultados preliminares que, con el 97% del voto escrutado, dan una probable victoria al partido en el poder.

El Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) del presidente saliente, Joao Lourenço, gana por el momento con el 51,07% de los votos, según la comisión electoral.

El primer partido de oposición, que habría obtenido por el momento el 44,05%, contestó estos resultados. Su jefe de filas, Adalberto Costa Junior, llamó a la creación de una comisión de verificación.

Los resultados definitivos aún no han sido difundidos.

La oposición angoleña ha ganado enteros entre los electores con sus promesas de reducir la pobreza y la corrupción, todo ello en un contexto de inflación galopante y persistente sequía, que estimula los deseos de cambio.

Costa Junior, de 60 años, seduce a la juventud y a una parte creciente del electorado, que rechaza la herencia de Dos Santos y que ven en él un símbolo de corrupción y nepotismo.

El cortejo que transporta los restos del expresidente angoleño José Eduardo Dos Santos llega a la Praca da Republica en Luanda donde está previsto que descanse antes de su funeral.
El cortejo que transporta los restos del expresidente angoleño José Eduardo Dos Santos llega a la Praca da Republica en Luanda donde está previsto que descanse antes de su funeral.
/ Camille LAFFONT / AFP

Dos Santos convirtió a Angola, un país rico en recursos naturales, en uno de los primeros productores de petróleo del continente, con Nigeria. Pero también utilizó esta riqueza para lucrarse él y sus allegados, mientras el país seguía siendo uno de los más pobres de mundo.

Su designado sucesor, Joao Lourenço, se desmarcó de este sistema llevando a cabo una intensa campaña anticorrupción y de reformas, saludada en el extranjero, para sacar a la economía de su dependencia del petróleo.

Pero muchos consideran que esta campaña anticorrupción no fue más que un ajuste de cuentas con el clan Dos Santos. Y más de la mitad de los 33 millones de angoleños siguen viviendo bajo el umbral de la pobreza, según datos de 2020 del Banco Mundial.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más