Una multitud se reúne alrededor de un hombre sospechoso de participar en un ataque "terrorista" frustrado después de ser golpeado por una multitud, frente a la base militar en Kati, Malí, el 22 de julio de 2022. (Foto: AFP)
Una multitud se reúne alrededor de un hombre sospechoso de participar en un ataque "terrorista" frustrado después de ser golpeado por una multitud, frente a la base militar en Kati, Malí, el 22 de julio de 2022. (Foto: AFP)
/ -
Agencia AFP

El ejército de afirmó el viernes haber repelido un ataque “” atribuido a , que mató al menos a un soldado en la base militar de Kati, donde reside el líder de la junta militar golpista de Malí, a las afueras de la capital, Bamako.

MIRA AQUÍ: El mundo arde: la NASA publica el mapa de cómo se ven las olas de calor que azotan al planeta

Según un comunicado del Estado Mayor de las fuerzas armadas, el ejército contuvo “los intentos desesperados de los terroristas de la Katiba Macina, afiliados al grupo yihadista , de atacar una instalación militar la madrugada del viernes.

Durante el asalto, que dejó a un soldado muerto e hirió a seis personas, se usaron “dos vehículos con trampas explosivas”, añade el documento.

El comunicado también señala que siete de los asaltantes fueron “neutralizados”, ocho fueron detenidos y que se recuperó una gran cantidad de material.

El ataque se produce al día siguiente de una serie de ataques casi simultáneos atribuidos a yihadistas en otras partes del país.

REVISA AQUÍ: Impactante accidente en África: un avión con 36 pasajeros “volcó” cuando aterrizaba

La base estratégica de Kati, situada a solo 15 kilómetros de Bamako y donde reside el coronel Assimi Goïta, líder de la junta militar, nunca había sido un objetivo directo de un ataque yihadista.

Además, es la primera vez desde 2012 que se producen ataques tan cerca de la capital.

Malí, un país empobrecido y enclavado en el corazón del Sahel, ha sido escenario de dos golpes militares en agosto de 2020 y mayo de 2021.

MIRA AQUÍ: China lleva décadas invirtiendo en el mundo. ¿Ya es muy tarde para EE.UU. y las potencias de Occidente?

La crisis política va apareada con una grave crisis de seguridad en marcha desde el estallido en 2012 de las insurgencias separatista y yihadista en el norte del país.

La violencia ha dejado miles de civiles y militares muertos y cientos de miles de desplazados.

Fuente: AFP

TAGS