Los agentes policiales de Madagascar dispersan a los vecinos del barrio Androranga, donde se desató un motín, el 3 de junio de 2020. (Foto referencial de Rijasolo / AFP)
Los agentes policiales de Madagascar dispersan a los vecinos del barrio Androranga, donde se desató un motín, el 3 de junio de 2020. (Foto referencial de Rijasolo / AFP)
/ RIJASOLO
Agencia AFP

Al menos 18 personas murieron el lunes en cuando la policía abrió fuego contra una multitud de manifestantes enfurecidos por el posible secuestro de un niño albino, informó un médico a AFP.

Por el momento, 18 personas han muerto, nueve en el sitio y nueve en el hospital”, declaró Tango Oscar Toky, médico principal de un hospital en el sureste de Madagascar.

MIRA AQUÍ: El ciclón Batsirai deja 21 muertos, devastación y crisis humanitaria en Madagascar

De los 34 heridos, nueve están entre la vida y la muerte”, agregó el médico. “Estamos esperando que un helicóptero del gobierno los evacúe a la capital”.

Los gendarmes locales dieron a conocer un balance de 11 muertos por el incidente.

Alrededor de las 08H00 GMT, se escucharon disparos en Ikongo, sureste, a 350 km de la capital. Desde la semana pasada, la pequeña población está conmocionada por la desaparición de un niño albino, que las autoridades achacan a un posible secuestro.

En Madagascar, las personas albinas suelen ser objeto de violencia. En los últimos dos años se han registrado más de una docena de secuestros, ataques y asesinatos contra personas con albinismo, según Naciones Unidas.

Los gendarmes detuvieron a cuatro sospechosos pero los ciudadanos están decididos a tomarse la justicia por su mano.

Por la mañana, se congregaron ante el cuartel de la gendarmería y reclamaron que les entregaran a los cuatro sospechosos, contó a la AFP el diputado Jean-Brunelle Razafintsiandraofa, en Ikongo.

Una fuente de la gendarmería indicó a la AFP que al menos 500 personas se concentraron en el lugar, algunas con “armas blancas” y “machetes”.

MÁS INFORMACIÓN: “Cuatro de mis niños murieron de hambre uno a uno”: la mujer que ayudó a salvar del hambre a toda una aldea en Madagascar

Hubo negociaciones, los lugareños insistían”, contó la fuente. Al final, los gendarmes decidieron lanzar granadas lacrimógenas para dispersar a la multitud y efectuó algunos disparos.

Pero los habitantes intentaron entrar por la fuerza en el cuartel y los gendarmes “no tuvieron otra elección que defenderse”, señaló la fuente.

Madagascar, una gran isla del Océano Índico, es uno de los países más empobrecidos del mundo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más