Miembros de la "Brigada 444" afiliada al Ministerio de Defensa de Libia se posicionan en el área de un tiroteo nocturno en el suburbio de Ain Zara en Trípoli, el 22 de julio de 2022. (Foto: Mahmud Turkia / AFP)
Miembros de la "Brigada 444" afiliada al Ministerio de Defensa de Libia se posicionan en el área de un tiroteo nocturno en el suburbio de Ain Zara en Trípoli, el 22 de julio de 2022. (Foto: Mahmud Turkia / AFP)
/ MAHMUD TURKIA
Agencia EFE

Al menos siete personas murieron y 31 resultaron heridas, varias en estado crítico, por los enfrentamientos entre milicias rivales que estallaron anoche y continúan este sábado en , informaron los servicios médicos.

MIRA AQUÍ: Fuerza aérea de Etiopía bombardea la capital de región de Tigré

Las autoridades libias pidieron a la población no salir de los domicilios por los duros combates con armas pesadas que se extienden en barrios residenciales entre grupos armados, en apoyo a cada uno de los gobiernos paralelos que optan por el poder en Libia.

Los choques entre las fuerzas de Haitham Tajouri, que respaldan al Ejecutivo de Fathi Bashagha -con sede en Sirte-, y las de Imad Trabelsi, en defensa del jefe del Gobierno de Unidad Nacional (GUN), Abdulhamid Dbeiba -radicado en Trípoli-, desencadenaron desde anoche un nuevo episodio violento, que incluyó el disparo de proyectiles en áreas pobladas.

Fuentes médicas anunciaron la muerte del comediante libio, conocido en redes sociales, Mustafa Baraka, como consecuencia de los enfrentamientos mientras hacía una transmisión en directo.

El portavoz de emergencias, Osama Ali, confirmó a Efe que varias áreas continúan sitiadas, como Bab Bin Ghashir, lo que impide el acceso de los servicios médicos, que han activado “la alerta máxima” en todos sus centros de la capital y la periferia.

REVISA AQUÍ: La última cena de los turistas holandeses que murieron intoxicados en Cartagena

Los líderes de la ciudad de Misrata, afiliados al GUN, habían emitido un comunicado previo en el que defendían “la legitimidad de todos los medios” que impidieran la entrada del gobierno de Bashaga en la capital, algo que intenta desde abril para hacer efectivo su poder.

Bashaga fue designado el pasado febrero por el Parlamento -con sede en Tobruk y controlado por el mariscal Jalifa Haftar- como primer ministro paralelo a Dbeiba al considerar que el mandato de este había expirado.

Sin embargo, Dbeiba se negó a ceder el poder hasta la celebración de unos comicios que no llegan a convocarse por las continuas luchas.

Esta nueva división política, con dos administraciones en Libia, ocasionan intermites choques armados entre grupos rivales en la capital, que este sábado vive una de las jornadas más violentas de los últimos meses.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más