Las fuerzas de seguridad israelíes detienen a un hombre palestino luego de enfrentamientos con colonos israelíes y una visita del legislador israelí Itamar Ben Gvir de la alianza de extrema derecha Sionismo Religioso (invisible) en el barrio de Sheikh Jarrah, en el este de Jerusalén. (Foto: Ahmad GHARABLI / AFP).
Las fuerzas de seguridad israelíes detienen a un hombre palestino luego de enfrentamientos con colonos israelíes y una visita del legislador israelí Itamar Ben Gvir de la alianza de extrema derecha Sionismo Religioso (invisible) en el barrio de Sheikh Jarrah, en el este de Jerusalén. (Foto: Ahmad GHARABLI / AFP).
/ AHMAD GHARABLI
Agencia AFP

Manifestantes palestinos y policías israelíes se enfrentaron este domingo en el barrio de Sheij Jarrah, en Este, tras una visita de un diputado israelí de ultraderecha que atizó las tensiones, dejando al menos 31 heridos.

Por la noche, los enfrentamientos no habían cesado y la policía israelí utilizó cañones de agua y balas de goma para dispersar a los congregados, constató la AFP.

Al menos 31 palestinos resultaron heridos y varios de ellos fueron hospitalizados, según un balance de la Media Luna Roja Palestina.

La policía israelí informó de “violentos enfrentamientos” en el barrio de Sheij Jarrah, convertido en un símbolo de la lucha contra la colonización israelí en Jerusalén Este, y anunció que había detenido a 12 “alborotadores”.

Más de 300.000 palestinos y 210.000 colones israelíes viven en Jerusalén Este, parte palestina de la ciudad ocupada y anexionada por Israel, y que los palestinos querrían convertir en la capital del Estado al que aspiran. Israel, en cambio, considera toda Jerusalén como su capital.

Itmar Ben Gvir, un diputado de la formación de extrema derecha “Sionismo religioso”, conocido por sus declaraciones incendiarias sobre los palestinos, visitó Sheij Jarrah para abrir una “oficina” y apoyar a los vecinos judíos del barrio.

Manifestantes palestinos y colonos judíos chocan en Sheikh Jarrah, Jerusalén Este. (Foto: REUTERS/Ammar Awad).
Manifestantes palestinos y colonos judíos chocan en Sheikh Jarrah, Jerusalén Este. (Foto: REUTERS/Ammar Awad).
/ AMMAR AWAD

Antes de la visita, Ben Gvir acusó el sábado a la policía de no haber actuado frente a un incendio, supuestamente criminal, que devoró la casa de una familia judía del barrio.

“Si los terroristas han intentado quemar viva a una familia judía sin que la policía reaccione, yo mismo iré allí”, advirtió.

La Autoridad Palestina condenó la apertura de la oficina, y afirmó que se trata de una “provocación que amenaza con empeorar la situación, que podría volverse difícil de controlar”, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Esas provocaciones irresponsables y cualquier otro acto de escalada en ese sector sensible atizarán las tensiones, deben cesar”, señaló en Twitter la representación de la Unión Europea (UE) en los Territorios Palestinos.

En mayo, unas manifestaciones de apoyo a unas familias palestinas en riesgo de perder sus viviendas en Sheij Jarrah, en provecho de unos colonos judíos, derivaron en enfrentamientos con colonos judíos y con la policía israelí. Centenares de palestinos resultaron heridos.

Tras los choques, el movimiento islamista Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, lanzó varios cohetes hacia Israel, que replicó, dando lugar a una guerra de 11 días.

_____________________________

VIDEO RECOMENDADO

Caravanas de protesta contra restricciones sanitarias se extienden por el mundo
La protesta liderada por camioneros canadienses contra las medidas anticovid, convocadas como "convoy de la libertad", inspiró movimientos similares en Europa y Nueva Zelanda.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más