Tokio pidió disculpas por primera vez en 2007 por reclutar "mujeres de confort". (Getty Images).
Tokio pidió disculpas por primera vez en 2007 por reclutar "mujeres de confort". (Getty Images).

Documentos reveladores salieron a la luz esta semana sobre las “mujeres de consuelo” que reclutaba el Ejército Imperial de para satisfacer a sus combatientes durante la ocupación de China, y otros países.

Japón se anexionó la Península Coreana en 1910, ocupó el norte de China en 1931 y otros países asiáticos durante la Segunda Guerra Mundial, hasta que fue su imperio fue derrotado en 1945 tras la II Guerra Mundial.

Pero antes de eso, Japón reclutó a millones de coreanos como soldados o trabajadores forzados y a decenas de miles de mujeres como esclavas sexuales y las retuvo durante años en prostíbulos creados para los soldados nipones.

Eran las llamadas "mujeres de consuelo" y se estima que hubo unas 200.000 de ellas, incluyendo coreanas, chinas y filipinas.

Aunque han pasado más de 70 años desde aquellos hechos, el tema sigue causando fricciones y hasta disputas comerciales entre Japón y Corea del Sur.

La agencia japonesa de noticias Kyodo accedió a unos documentos clasificados de la Secretaría del Gabinete del gobierno japonés que muestran detalles sobre cómo el ejército nipón solicitaba y administraba a las "mujeres de confort".

Pedidos de los consulados

Entre los archivos, hay 13 “despachos clasificados” de los consulados de Japón en China enviados en 1938 al Ministerio de Relaciones Exteriores en Tokio.

De las mujeres surcoreanas que fueron convertidas en esclavas sexuales del ejército nipón quedan vivas menos de 50. (Getty Images).
De las mujeres surcoreanas que fueron convertidas en esclavas sexuales del ejército nipón quedan vivas menos de 50. (Getty Images).

Uno de los mensajes, proveniente de la ciudad de china Jinan, dice que la invasión japonesa en ese lugar había causado "una oleada de prostitución", y que se contaban "101 geishas y 110 mujeres de consuelo de Japón y 228 mujeres de consuelo de la Península Coreana", de acuerdo al artículo de Kyodo, publicado este viernes.

Según esta agencia, los japoneses pedían que "al menos 500 mujeres de consueloestuvieran concentradas" en Jinan a finales de abril de 1938.

Un despacho del consulado de la ciudad china de Qingdao dice que el ejército necesitaba "una mujer cada 70 soldados" y que la Marina había pedido "150 mujeres de confort y geishas".

Tensiones duraderas

La agencia Kyodo tuvo acceso a un total de 23 documentos reunidos por la Secretaría del Gabinete del gobierno de Japón entre abril de 2017 y marzo de 2019.

"Del último documento... tenemos información detallada sobre el funcionamiento de los burdeles, sobre cuántos soldados eran asignados a una mujer de consuelo", dijo Yoon Mi-hyang, jefa del Consejo Coreano para las Mujeres reclutadas para la Esclavitud Sexual Militar en Japón, a la agencia de noticias Reuters.

“Esta es una clara señal de que el gobierno japonés debe rendir cuentas por haber reclutado forzosamente a mujeres coreanas para la esclavitud sexual”, añadió.

Los testimonios de las "mujeres de confort" salieron a la luz por primera vez en 1981. (Getty Images).
Los testimonios de las "mujeres de confort" salieron a la luz por primera vez en 1981. (Getty Images).

Hasta la noche de este sábado, el gobierno japonés no se había pronunciado sobre la información difundida.

Este país reconoció en 1993 la participación de sus autoridades en el esquema de las "mujeres de consuelo".

En 2015, Japón y Corea del Sur firmaron un acuerdo por el que el primero se comprometió a pagar 1.000 millones de yenes (unos US$8,3 millones) para compensar a las "mujeres de consuelo" sobrevivientes.

Pero el reclutamiento de mujeres y trabajadores forzados en general todavía causa roces entre ambos países.

A mediados de 2019, Japón despojó a Corea del Sur de su estatus de socio comercial preferente y restringió la exportación de más de un millar de materiales industriales que Seúl necesita para fabricar dispositivos tecnológicos.

Expertos dijeron a la BBC que estas medidas podían ser una forma de “presionar” o “castigar” a Corea del Sur por los fallos judiciales que había emitido en 2018 para obligar a varias empresas japonesas a pagar indemnizaciones por los trabajos forzados en tiempos de guerra.

TAGS RELACIONADOS