Manifestantes palestinos queman neumáticos cerca del campo de refugiados de Al-Jalazun, cerca del asentamiento israelí de Beit El en la Cisjordania ocupada, el 3 de octubre de 2022, después de que las fuerzas israelíes mataran a dos palestinos en las cercanías al amanecer. (Foto de ABBAS MOMANI / AFP)
Manifestantes palestinos queman neumáticos cerca del campo de refugiados de Al-Jalazun, cerca del asentamiento israelí de Beit El en la Cisjordania ocupada, el 3 de octubre de 2022, después de que las fuerzas israelíes mataran a dos palestinos en las cercanías al amanecer. (Foto de ABBAS MOMANI / AFP)
/ ABBAS MOMANI
Agencia EFE

Dos jóvenes palestinos murieron hoy por fuego de tropas israelíes en el campo de refugiados de Jalazun, en el área de Ramala, en otra noche de violencia en ocupada, con 16 palestinos detenidos en redadas en diferentes lugares.

MIRA: Aliados de Bolsonaro logran importantes victorias en comicios legistativos y de gobernadores en Brasil

El Ministerio de Sanidad palestino ha confirmado la muerte de los dos jóvenes, identificados por medios palestinos como Jaled Anbar Al Dabas y Basel al Basbus, quienes recibieron disparos del Ejército israelí después de intentar llevar a cabo un atropello de soldados.

”Los soldados operaron en el campamento Jalazun y detuvieron a un sospechoso de actividad terrorista. Durante la operación, dos sospechosos intentaron realizar un ataque de embestida contra efectivos del Ejército israelí. Los soldados respondieron con fuego y neutralizaron a los dos sospechosos”, confirmó un portavoz militar.

MIRA: “Vencimos la mentira” de los sondeos, dice Bolsonaro tras pasar a la segunda vuelta en Brasil

El portavoz también indicó que durante la noche se llevaron a cabo redadas en diferentes puntos de Cisjordania ocupada, especialmente en la zona de Nablus, en las que se detuvieron a 16 “sospechosos de participar en actividades terroristas”.

En lo que va de año, unos 110 palestinos han muerto solo en Cisjordania ocupada -cifra más alta desde 2015- como consecuencia de redadas, operativos o incidentes con tropas israelíes, que se han intensificado en las últimas semanas en medio de un repunte de la violencia en la zona.

La semana pasada cuatro milicianos palestinos murieron en una redada israelí en el campo de refugiados de Yenín, al norte de Cisjordania ocupada, desencadenando disturbios y altercados entre palestinos y tropas israelíes en toda la región en el que fue el día más violento del año en la zona.

El Ejército israelí ha duplicado sus efectivos en Cisjordania para mejorar la vigilancia ante lo que califican como una “nueva ola de terrorismo”, mientras que los jóvenes palestinos armados, no necesariamente vinculados a las milicias tradicionales, defienden la resistencia armada como la única salida a la ocupación.

Fuente: EFE

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más