(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
María Fernanda Castro

El aún  no llega a las costas de , pero sus habitantes ya se preparan para su embate. Este ciclón tendrá un impacto "realmente devastador", advirtió el jefe de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long.

La mayoría de los residentes de Florida se encuentran evacuando la zona de peligro por Irma. Entre ellos están los miles de peruanos que viven en Miami y el resto del estado.

En Florida hay 150 mil peruanos de los cuales el 70% vive en Miami, según afirmó Jorge Lázaro Geldres, cónsul general del Perú en Miami. 

Algunos de los peruanos residentes en Miami perciben que la sensación de alerta en sus zonas es bastante mayor que la que se vivió con Katrina. "Los colegios y universidades ya cerraron desde ayer. Las oficinas en su mayoría cerrarán hoy. La tormenta creo que durará hasta domingo en la noche. Todo lo que está cerca al mar está en riesgo de inundación como Miami Beach y Los Cayos. Con Katrina y Wilma no note tanto apuro de la gente que desde el lunes o martes está como loca. Usualmente eso pasa 2 o 3 días antes", contó el peruano Carlos Goycochea que vive en Coconut Creek a El Comercio.

Por su parte quienes sí han empezado a evacuar comentan que el tráfico es caótico en las rutas que llevan fuera del estado. "Nosotros estamos ya en el límite de Florida. Estoy manejando rumbo a Atlanta, la gente está saliendo del estado como sea y el tráfico es terrible", dijo a este diario el peruano Franco Castro quien vive en Key Biscayne.

Sin embargo, quienes están en ciudades alejadas a la emergencia principal también se preparan para la llegada del huracán Irma. Pues tanto la luz como el agua y los alimentos pueden faltar. "Muchísima gente está huyendo de Miami, porque como sabes las casas acá no son resistentes. La gente que no se puede ir lo que hace es tapiar las ventanas, comprar en  el supermercado varios enlatados, agua, refresco y comida no perecible", describe la peruano-cubana María Regla Villa residente en Hialeah, Florida.

Cabe mencionar que los alimentos están escaseando en los supermercados y por ello muchos negocios están regulando la cantidad de agua y alimentos que sus clientes llevan. "En el Walmart las personas se estaban llevando las cajas de agua de diez en diez, pero ahora solo les permiten comprar máximo tres. Lo mismo sucede en los grifos con la gasolina, donde hay una colas inmensas", agregó Villa.

Con vientos superiores a los 280 kilómetros por hora, el huracán Irma es uno de los ciclones más fuertes que ha tenido el Atlántico. Este fenómeno es durante su paso por el Caribe alcanzó la categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson, acaba de descender a la 4 sin dejar de ser un fenómeno peligroso.

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS