Saab es acusado por Estados Unidos de dirigir una red de lavado de dinero en favor del régimen de Nicolás Maduro.
Saab es acusado por Estados Unidos de dirigir una red de lavado de dinero en favor del régimen de Nicolás Maduro.
/ DANIEL PONTET / REUTERS
Redacción EC

Hace menos de un mes se cumplió el primer año desde que , el empresario colombiano acusado por lavado de dinero y presunto testaferro del dictador venezolano , fue extraditado a .

MIRA: Alex Saab pierde apelación en corte de EE.UU. sobre inmunidad en caso de lavado

Durante este tiempo, el hasta entonces desconocido Saab, generó una serie de reacciones y protestas por parte del régimen venezolano, llegando incluso a suspender las conversaciones que mantenían con la oposición en busca de una salida a la crisis que vive el país desde hace más de un lustro.

Hasta la fecha, Saab se encuentra detenido en territorio estadounidense a la espera de que inicie un juicio en su contra, mientras Caracas se esfuerza por conseguir su liberación, alegando entre otras cosas que el empresario fungía como enviado especial de la presidencia al momento de su captura, por lo que portaba un pasaporte diplomático y gozaba de la inmunidad propia del mismo.

Este argumento, sin embargo, estaría en riesgo de desmoronarse luego de que la Fiscalía estadounidense presentara contundentes pruebas que demostrarían la falsedad de la afirmación venezolana.

Partidarios del oficialismo han desarrollado en Venezuela toda una campaña de apoyo  buscando la liberación de Saab.
Partidarios del oficialismo han desarrollado en Venezuela toda una campaña de apoyo buscando la liberación de Saab.

PASAPORTE FALSO

Este martes, las autoridades estadounidenses presentaron una copia del supuesto pasaporte diplomático de Saab con una imagen y una firma que coinciden con un pasaporte no diplomático emitido casi dos años más tarde, lo que indica una posible “falsificación”, según la fiscalía.

Además, los fiscales obtuvieron en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos una copia impresa de la Gaceta Oficial de Venezuela del 26 de abril de 2018 que contradice una versión electrónica de la misma edición especial, la número 6.373, presentada por la defensa y que supuestamente muestra el nombramiento de Saab como enviado especial en un decreto presidencial.

Este hecho cuestiona de forma significativa si el régimen de Maduro de verdad nombró a Saab Morán como su enviado especial, y en su lugar sugiere que esto era una historia inventada”, indicaron en su respuesta los fiscales Kurt Lunkenheimer de Miami y Alex Kramer de Washington, reportó la agencia AP.

Por otro lado, los fiscales aseguraron que Saab se reunió en al menos seis oportunidades, entre el 2016 y el 2019, con funcionarios de las fuerzas de seguridad estadounidenses. El empresario habría proporcionado información a la DEA, entre otras agencias gubernamentales, y estaba fichado como informante desde entonces.

En todo ese tiempo, Saab nunca indicó que fuese diplomático venezolano, aseguran los fiscales.

Además, las autoridades también recordaron que el régimen de Maduro no hizo mención a la supuesta condición de diplomático de Saab hasta tres meses después de su arresto.

Los fiscales citaron las tres primeras cartas de protesta emitidas por el entonces canciller venezolano, Jorge Arreaza, donde solo hace mención al pasaporte no diplomático de Saab.

“Si en efecto Saab Morán fuera un ‘enviado especial’ del régimen de Maduro, Arreaza y otros en el régimen de Maduro se habrían referido de inmediato a él con ese título tras su detención. Se habrían referido a su pasaporte diplomático en lugar de a su número de pasaporte general venezolano. Pero ninguna de esas misivas lo hicieron”, señaló la alegación estadounidense, según reportó AP.

En sus tres primeras cartas de protesta, el entonces canciller venezolano, Jorge Arreaza, no mencionó la supuesta condición de diplomático de Saab.
En sus tres primeras cartas de protesta, el entonces canciller venezolano, Jorge Arreaza, no mencionó la supuesta condición de diplomático de Saab.

LA CAPTURA DE SAAB

Álex Saab fue capturado en el 2020 mientras el avión en el que viajaba repostaba combustible en Cabo Verde, al oeste de África.

En su contra pesaba una orden de captura internacional emitida por Estados Unidos un año antes, en la que se le acusaba de ocho delitos por lavado de dinero asociados a una trama de sobornos que supuestamente malversó 350 millones de dólares de contratos estatales para construir viviendas asequibles para el gobierno de Venezuela.

Según la acusación, entre el 2011 y el 2015, Saab y su socio Álvaro Pulido lavaron las ganancias obtenidas de una red de corrupción manejada por el régimen de Maduro.

El 16 de octubre del 2021 Saab fue extraditado a Estados Unidos para enfrentar las acusaciones en su contra. Desde entonces el proceso se ha aplazado en numerosas ocasiones, siendo la última de ellas el 11 de octubre pasado cuando se postergó una audiencia en su contra sin precisar una nueva fecha.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más