Esta foto proporcionada por el Departamento de Policía de Riverside muestra a Austin Lee Edwards, el sospechoso de un triple homicidio en el sur de California, Estados Unidos. (Departamento de Policía de Riverside vía AP).
Esta foto proporcionada por el Departamento de Policía de Riverside muestra a Austin Lee Edwards, el sospechoso de un triple homicidio en el sur de California, Estados Unidos. (Departamento de Policía de Riverside vía AP).
Redacción EC

Un crimen atroz conmueve a California, en . El expolicía de Virginia Austin Lee Edwards, de 28 años, es el principal sospechoso de un triple homicidio ocurrido en Riverside.

El criminal, que murió en un tiroteo con la policía, manejó más de 4.500 kilómetros por todo el país para encontrarse con una adolescente a la que había conocido por Internet.

MIRA: Prohíben a una joven en Estados Unidos que asista a la ejecución de su padre

Austin Lee Edwards también prendió fuego a la casa de la familia en Riverside el pasado el viernes antes de irse con la menor, según la policía.

Esto es lo que se sabe del caso:

Hasta el mes de octubre, Edwards era un policía estatal de Virginia. Recientemente había sido contratado como ayudante del alguacil en ese estado.

Residente de North Chesterfield, Virginia, conoció a la menor en línea y obtuvo su información personal engañándola con una identidad falsa, una práctica que se conoce como “catfishing”, dijo la policía de Riverside.

MIRA: Madre fingió el secuestro de su hijo para ocultar que lo lanzó a un abismo

Edwards ingresó a la academia de policía el 6 de julio de 2021, dijo a The Associated Press la gerente de Relaciones Públicas de la Policía Estatal de Virginia, Corinne Geller, en un correo electrónico. Se graduó el 21 de enero de 2022 y fue asignado al condado de Henrico dentro de la División de Richmond de la agencia hasta su renuncia el 28 de octubre.

Corinne Geller sostuvo que durante sus 15 meses de trabajo Edwards “nunca exhibió ningún comportamiento que desencadenara investigaciones administrativas o penales internas”. Durante sus pruebas psicológicas y de antecedentes, no hubo “ningún indicador de preocupación”, dijo a .

Luego Edwards fue contratado como oficial en el condado de Washington, Virginia, el 16 de noviembre. Había comenzado la orientación para ser asignado a la división de patrullaje, dijo la oficina del alguacil en un .

La casa donde ocurrió el crimen fue incendiada. (AP).
La casa donde ocurrió el crimen fue incendiada. (AP).

Durante el proceso de contratación, “ningún empleador reveló problemas, reprimendas o investigaciones internas relacionadas con Edwards”, dice el comunicado.

Crimen y fuga

Según un comunicado de las autoridades, los hechos de sangre ocurrieron a las 11 de la mañana del pasado viernes 25 de noviembre.

Las autoridades creen que Edwards estacionó su vehículo en la entrada de la casa de un vecino y caminó hasta la vivienda de la menor. En algún momento, mató al abuelo, a la abuela y a la madre de la adolescente antes de volver a su vehículo con ella y marcharse.

Las víctimas fueron identificadas como Mark Winek, de 69 años, su esposa Sharie Winek, de 65 años, y su hija Brooke Winek, de 38 años. La causa exacta y la forma de sus muertes aún están bajo investigación.

¿Qué es el “catfishing”?


La práctica de “catfishing” consiste en crear una personalidad falsa en Internet para engañar a otras personas.

Varias horas después de que se encontraran los cuerpos, Edwards fue visto conduciendo con la adolescente por el condado de San Bernardino, según la policía.

Edwards intercambió disparos con los agentes del sheriff del condado San Bernardino que intentaban detenerlo, recibió disparos y posteriormente fue declarado muerto en el lugar de los hechos.

La adolescente resultó ilesa y más tarde fue puesta bajo custodia protectora del Departamento de Servicios Sociales Públicos del Condado Riverside, dijo la policía.

“Es impactante y triste para toda la comunidad de las fuerzas del orden que una persona tan malvada y perversa pueda infiltrarse en las fuerzas de seguridad mientras oculta su verdadera identidad como depredador y asesino. Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia Winek, sus amigos, los agentes y todos los afectados por este crimen atroz”, declaró el sheriff del condado de Washington, Blake Andis.

“Los depredadores existen”

Ron Smith, un viejo amigo de la familia de las víctimas, dijo que conoció a Mark Winek hace tres décadas cuando ambos eran entrenadores de béisbol en Corona High School.

Smith le dijo a que Winek era una figura querida en la comunidad deportiva escolar local, respetada tanto por los atletas como por los entrenadores.

“Es un shock”, dijo Smith. “Era un querido amigo, habrá un agujero en mi corazón que será difícil de llenar”.

El jefe de policía de Riverside, Larry Gonzalez, calificó el caso como “otro horrible recordatorio de que los depredadores existen en línea y que se aprovechan de nuestros niños”.

“Si ya ha tenido una conversación con sus hijos sobre cómo estar seguros en línea y en las redes sociales, hágalo de nuevo. Si no, comience ahora para protegerlos mejor”, dijo González.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más