La policía de Stockton, en California, difundió una imagen del presunto asesino.
La policía de Stockton, en California, difundió una imagen del presunto asesino.
Redacción EC

Las autoridades de han ofrecido una recompensa de 125 mil dólares para aquella persona que brinde información útil sobre una ola de asesinatos que viene aterrorizando al estado.

Al menos cinco homicidios, en el que tres de las víctimas eran latinos, registrados durante el último trimestre en la ciudad de Stockton, al norte de California, y otros dos tiroteos ocurridos el año pasado, estarían vinculados a un sospechoso al que las cámaras de seguridad solo han podido registrar de espaldas y vistiendo un atuendo negro.

MIRA: California busca a un asesino en serie que mató a varios hispanos, viste de negro y ataca en la oscuridad

Por el momento, los detalles con los que cuenta la Policía de Stockton son limitados, según pudo informar un vocero de la institución al canal ABC.

El atacante opera de noche o madrugada, todas las víctimas fueron emboscadas y no se les robó ninguna pertenencia. Las autoridades, además, han descartado que los casos estén vinculados a drogas o pandillas.

LAS VÍCTIMAS Y LOS ATAQUES

Los asesinatos fueron registrados entre el 8 de julio y el 27 de setiembre. Todos ellos, además, a pocos minutos de distancia entre sí, según informó la policía.

La primera víctima fue identificada como Paul Yaw, un hombre de 35 años que se encontraba en situación de indigencia y fue hallado a las 12:31 de la madrugada en un parque con heridas de bala. Pese a que fue trasladado a un hospital cercano no sobrevivió.

Poco más de un mes después, la noche del 11 de agosto, la policía reportó el asesinato de Salvador Debudey Jr., de 43 años, en un estacionamiento ubicado a cinco minutos de distancia de la primera escena del crimen, .

Debudey también había recibido un disparo y falleció en torno a las 10 de la noche en la escena del crimen.

El 30 de agosto, a las 6:41 de la mañana, una nueva víctima apareció. Esta vez se trataba de Jonathan Hernandez Rodriguez, un joven de 21 años al que le habían disparado unas cuatro horas antes de hallarlo, según la policía.

El 21 de septiembre, a las 4:27 de la madrugada, Juan Cruz de 52 años fue hallado muerto dentro de su auto en las mismas circunstancias.

Menos de una semana después, el 27 de septiembre, aparecería el cuerpo de Lawrence Lopez Sr., de 54 años, abatido a las 1:53 de la madrugada .

Las cinco escenas del crimen se encuentran muy cerca la una de la otra, según se puede observar en este mapa difundido por la Policía de Stockton.
Las cinco escenas del crimen se encuentran muy cerca la una de la otra, según se puede observar en este mapa difundido por la Policía de Stockton.
/ Policía de Stockton

Tres días más tarde, las autoridades anunciaron que la investigación giraba en torno a un potencial asesino serial, luego de haber encontrado evidencia física que vinculaban los cinco crímenes entre sí, aunque no especificaron de qué se trataba se presume que podría tratarse de una coincidencia arrojada tras los análisis de balística.

En la misma conferencia, la Policía de Stockton reveló la que hasta ahora permanece como la única imagen del sospechoso de los crímenes. El 4 de octubre las autoridades difundieron el video del que fue extraída la imagen, consiste en la grabación de una cámara de seguridad ubicada cerca de las escenas donde se puede ver a un hombre vestido de negro, con una gorra y las manos en el bolsillo, caminando por la vereda.

El video no registra el rostro del sospechoso.

Inicialmente se ofreció una recompensa de 85 mil dólares por información que conduzca al responsable, la cifra fue aumentando hasta los 125 mil dólares gracias a donaciones de diferentes instituciones, además de una realizada de forma anónima.

CASOS PREVIOS

Con el avance de las investigaciones la Policía de Stockton pudo determinar que el sospechoso estaba vinculado a otros dos crímenes registrados durante el 2021.

El primero se remonta al 10 de abril del 2021 y sucedió en la localidad californiana de Oakland. Aquel día, un hombre, latino, de 40 años, fue asesinado a tiros a las 4:18 de la mañana. Según la cadena KTVU, la víctima fue identificada como Juan Miguel Vasquez Serrano.

Seis días más tarde, el 16 de abril del 2021, una mujer de 46 años recibió varios disparos en Stockton a las 3:20 de la madrugada. Sin embargo, este fue el único caso en el que la víctima consiguió sobrevivir.

Según el testimonio que pudo brindar a la policía y fue recogido por ABC News, la mujer escuchó a alguien acercarse antes de ver a un sujeto apuntándole con un arma. El agresor habría disparado en múltiples ocasiones sin pronunciar una sola palabra.

OTROS ASESINOS SERIALES

Esta no es la primera vez que el estado de California se ve amenazado por un asesino en serie. A continuación recordamos algunos de los nombres de estos criminales.

1. Charles Ng

Entre 1983 y 1984, junto a su cómplice Leonard Lake, Charles Ng, originario de Hong Kong, secuestró, torturó y asesinó a por lo menos 11 personas en la cabaña que poseía en el condado de Calaveras.

Se sospecha, sin embargo, que las víctimas de la dupla criminal ascenderían hasta 25, pero no se pudo probar ante la justicia.

Fue capturado en Canadá, a donde huyó tras la caída de Lake, y sentenciado a muerte. Actualmente espera su turno en el corredor de la muerte de la prisión de San Quintín.

Cherles Ng secuestró, torturó y asesinó a por lo menos 11 personas entre 1983 y 1984.
Cherles Ng secuestró, torturó y asesinó a por lo menos 11 personas entre 1983 y 1984.
/ Agencia AP

2. Angelo Anthony Buono Jr.

Buono fue apodado, junto a su primo Kenneth Bianchi, como “los estranguladores de la colina”, debido a la forma en la que perpetraron sus crímenes entre finales de 1977 e inicios de 1978.

Ambos criminales conducían por las carreteras que rodean las colinas californianas durante las noches e interceptaban a sus víctimas haciéndose pasar por policías encubiertos. Las obligaban a subir al vehículo de Buono para luego secuestrarlas, torturarlas y asesinarlas.

Bianchi terminó entregándose a la justicia y confesando los crímenes, por lo que Buono fue sentenciado a cadena perpetua tras comprobarse que había asesinado a nueve personas de entre 12 y 28 años.

Buono falleció en prisión a causa de un ataque al corazón el 21 de septiembre del 2002.

3. Wayne Adam Ford

Uno de los momentos más tenebrosos que se han vivido en el condado de Humboldt, en Eureka, California, tuvo lugar en noviembre de 1998.

Aquella tarde, Wayne Adam Ford llegó a la estación policial para confesar que había asesinado a 4 mujeres entre 1997 y 1998. Al interior de su bolsillo llevaba, además, el pecho de una de sus víctimas.

Este criminal estranguló a tres prostitutas y a una mujer que pidió un aventón en la autopista por la que conducía para posteriormente cercenar sus cuerpos.

En el 2006 fue condenado a la pena de muerte y actualmente espera su ejecución en el corredor de la muerte de San Quintín.

Ford espera su ejecución en el corredor de la muerte de la prisión de San Quintín.
Ford espera su ejecución en el corredor de la muerte de la prisión de San Quintín.

4. William Bonin

Conocido como el Asesino de la Autopista, Bonin era un antiguo camionero que entre 1979 y 1980 asesinó a por lo menos 21 jóvenes con los que se cruzó por las carreteras de California y Connecticut.

Antes de perpetrar los homicidios, Bonin había pasado por la cárcel al ser declarado culpable de intento de violación contra una adolescente. Tras su liberación se dedicó a recorrer las carreteras junto a su cómplice, James Munro, captando personas que pidieran aventones para luego secuestrarlas, torturarlas y ejecutarlas.

La dupla asesina fue arrestada el 2 de junio de 1980. Bonin fue sentenciado a la pena capital, la misma que se ejecutó el 23 de febrero de 1996 en la prisión de San Quintín.

Bonin asesinó a por lo menos 21 jóvenes con los que se cruzó por las carreteras de California y Connecticut.
Bonin asesinó a por lo menos 21 jóvenes con los que se cruzó por las carreteras de California y Connecticut.

5. Chester Turner

Entre 1987 y 1996, las cuatro manzanas que existen entre la Avenida Gage y la calle 108, en Los Angeles, fueron escenario de nueve asesinatos.

Todos tuvieron al mismo autor detrás: Chester Turner. Las víctimas, todas ellas mujeres de entre 20 y 30 años, fueron halladas desnudas y estranguladas.

En 1998, Turner se cobró la víctima de otras dos víctimas, aunque esta vez las escenas de los crímenes estuvieron lejos del escenario inicial.

Pese a sus repetidos pasos por la prisión, Turner no fue descubierto sino hasta el 2002, cuando una mujer denunció haber sido agredida sexualmente y amenazada de muerte por él.

La muestra de ADN que le fue tomada a Turner en el 2003 permitió relacionarlo con 9 de los 11 asesinatos sin resolver en los que trabajaba la policía angelina.

En el 2007, Turner fue sentenciado a pena de muerte por 11 asesinatos. Siete años más tarde, el 26 de junio del 2014, recibió una segunda pena de muerte por otros cuatro homicidios.

El denominado Asesino del Lado Sur se encuentra aún en el corredor de la muerte, a la espera de su ejecución.

Chester Turner recibió dos condenas a pena de muerte por el asesinato de 15 personas.
Chester Turner recibió dos condenas a pena de muerte por el asesinato de 15 personas.
/ Agencia AP


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más