El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nominó para el Tribunal Supremo a Brett Kavanaugh, acusado por dos mujeres de abuso sexual. (Foto: EFE)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nominó para el Tribunal Supremo a Brett Kavanaugh, acusado por dos mujeres de abuso sexual. (Foto: EFE)

Nueva York. El presidente de , , afirmó que la segunda mujer que acusó de presunto abuso sexual al nominado por el propio mandatario para el Tribunal Supremo, , "estaba borracha".

"La segunda acusadora ni siquiera lo sabe, piensa que pudo ser él o quizá no. Ha admitido que estaba borracha", señaló el mandatario, quien ha cambiado drásticamente su retórica ante las acusaciones, pasando de querer escuchar a las dos partes a asegurar que los demócratas están orquestando las alegaciones.

Donald Trump consideró que se trata de una "estafa" de los demócratas y defendió a Brett Kavanaugh, a quien calificó de "persona maravillosa".

"Creo que es horrible lo que han hecho los demócratas. Es una estafa, son artistas de la estafa. (...) Están jugando una estafa y están jugando mucho mejor que los republicanos", dijo el presidente tras conversar con su homólogo colombiano, Iván Duque.

El mandatario, que describió la situación como una "obstrucción" al proceso de confirmación de su nominado para el Supremo, agregó que la primera de las alegaciones, la de Christine Blasey Ford, es "totalmente infundada", y preguntó a Duque "¿cómo es esto posible?".

Asimismo, Donald Trump también insistió en que si Brett Kavanaugh no es confirmado "sería un horrible insulto" para el país y que sería "algo horrible para futuros políticos".

El magistrado ha sido acusado por dos mujeres, la propia Ford y Debora Ramírez, de abusos cometidos en la década de los 80.

Ford acudirá este jueves a testificar sobre los hechos en una audiencia pública y monográfica ante el Comité Judicial del Senado, el órgano que debe decidir si recomendar o no a Brett Kavanaugh al resto de la cámara, que finalmente le confirmaría.

Fuente: EFE