Weissleberg, el testigo estrella de la Fiscalía, subió al estrado en el mismo día en que se espera que Trump anuncie su candidatura a las elecciones presidenciales de 2024.
Weissleberg, el testigo estrella de la Fiscalía, subió al estrado en el mismo día en que se espera que Trump anuncie su candidatura a las elecciones presidenciales de 2024.
/ Curtis Means / AFP
Agencia EFE

Allen Weisselberg, que durante años fue director financiero de la , comenzó a testificar este martes en el juicio por presunto fraude fiscal contra la firma inmobiliaria del expresidente estadounidense .

MIRA: El Partido Republicano está a un escaño de la mayoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos

Weissleberg, el testigo estrella de la Fiscalía, subió al estrado en el mismo día en que se espera que Trump anuncie su candidatura a las elecciones presidenciales de 2024.

El ejecutivo, considerado durante mucho tiempo uno de los escuderos más fieles del magnate neoyorquino, figuraba también entre los acusados, pero pactó con los fiscales declararse culpable para obtener una pena menor y, a cambio, aparecer como testigo en el juicio contra la empresa.

La Organización Trump está acusada de operar durante más de 15 años una trama de evasión fiscal, en la que supuestamente pagaba a ejecutivos “por debajo de la mesa”, dándoles una parte importante de sus compensaciones de forma que se pudiese reducir el pago de impuestos.

La empresa, según ha admitido ya su exdirector financiero, remuneraba a esas personas con sueldos más reducidos -con lo que reducía sus impuestos de plantilla- y a la vez les ofrecía compensaciones al margen que no se notificaban adecuadamente a las autoridades.

En su testimonio de este martes, Weisselberg confirmó la existencia de ese sistema y apuntó que le beneficiaba tanto a él como a la propia compañía, según recoge The New York Times.

En buena medida, la clave del juicio pasa por ver si los fiscales consiguen demostrar ante el jurado que Weisselberg actuó en nombre de la Organización Trump y no sólo en busca de su propio beneficio.

De ser condenada en este juicio, la compañía puede ser multada con más de un millón de dólares y sufrir ciertas limitaciones a la hora de operar sus negocios.

El juicio arrancó el pasado 24 de octubre con un largo proceso de selección del jurado y luego tuvo que ser interrumpido durante varios días después de que el primer testigo fuese diagnosticado con covid-19.

Está previsto que el proceso tenga una nueva pausa este miércoles y que Weisselberg continúe con su testimonio el jueves.

Trump, que no está acusado personalmente en el caso, siempre ha defendido que todas las investigaciones y procesos judiciales abiertos contra él y sus negocios en Nueva York durante los últimos años tienen una motivación política.

Entre otras cosas, Trump y su compañía están también acusados por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, de obtener fraudulentamente préstamos y beneficios de seguros y de pagar impuestos más bajos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más