El niño, que fue atacado el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami (Florida, Estados Unidos), debió ser operado de urgencia al día siguiente. (Captura de video / Telemundo).
El niño, que fue atacado el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami (Florida, Estados Unidos), debió ser operado de urgencia al día siguiente. (Captura de video / Telemundo).
Agencia EFE

Agencia de noticias

Un menor de siete años fue atacado por un animal marino, presuntamente una barracuda, en una playa de Fort Lauderdale, en el sur de Florida (), y debió ser operado en un hospital local, informan este sábado medios locales.

El menor y su madre, Grey Sosa, dijeron al canal hispano que ellos creen que el niño fue mordido por un tiburón aunque los salvavidas sospechan más bien que se trató de una barracuda, un peligroso pez que habita en aguas saladas.

El niño, que fue atacado el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami, debió ser operado de urgencia al día siguiente a causa de la profunda herida y la rotura de tendones y nervios que le produjo la mordida, y que mereció 75 puntos, según informó su madre.

El ataque se da a conocer pocos días después de que otro niño, de 9 años y que estaba de vacaciones con su familia en Miami Beach (Estados Unidos), fue ingresado en un hospital tras ser mordido por un tiburón en una playa local.

El niño, que fue atacado el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami (Florida, Estados Unidos), debió ser operado de urgencia al día siguiente. (Captura de video / Telemundo).
El niño, que fue atacado el jueves mientras nadaba en aguas bajas en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami (Florida, Estados Unidos), debió ser operado de urgencia al día siguiente. (Captura de video / Telemundo).

El menor, que reside en Minnesota y viajó junto a su familia al sur de Florida, debió ser operado a causa de la mordedura de un tiburón de unos cuatro pies (1,2 metros) de largo, según declaró su madre, Kristine Weiskopf.

Las playas de Florida suelen ser escenario de ataques de tiburones, una de las últimas registrada en diciembre pasado cuando un bañista casi muere desangrado mientras caminaba buscando auxilio y tras ser mordido en un brazo y una mano por un tiburón en una playa de Siesta Key, en la costa oeste de Florida.

El total de casos de ataques de tiburones a humanos reportados en 2020 fue de 120 (39 provocados incluidos), según el informe anual del Archivo Internacional de Ataques de Tiburones (ISAF) de la Universidad de Florida (Estados Unidos), en Gainesville, y que refleja que por tercer año el número de ataques no provocados ha descendido.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR