La iniciativa de colocar el rostro de Harriet Tubman en el billete de 20 dólares data del 2015. Durante el gobierno de Trump, se dejó de lado. (Foto: Yuri Gripas / Reuters)
La iniciativa de colocar el rostro de Harriet Tubman en el billete de 20 dólares data del 2015. Durante el gobierno de Trump, se dejó de lado. (Foto: Yuri Gripas / Reuters)
Redacción EC

En menos de una semana está cambiando. El gobierno de ha tomado medidas, y propuesto otras, que marcan una clara diferencia entre su mandato y el de . Este lunes anunció que retomará una de las iniciativas impulsadas por el expresidente Barack Obama: que el rostro de Harriet Tubman (1822 - 1913), una activista por la libertad de los afroamericanos durante la Guerra Civil, adorne los billetes de 20 dólares.

MIRA: Biden afirma que para el verano Estados Unidos logrará la “inmunidad de rebaño”

Esta iniciativa fue retrasada durante el gobierno de Trump, quien durante una entrevista calificó la medida de “pura corrección política”.

Es importante que nuestro dinero (...) refleje la historia y diversidad de nuestro país y la imagen de Harriet Tubman adornando el nuevo billete de 20 dólares ciertamente reflejará eso”, afirmó Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca. Además, señaló que están explorando formas para apresurar este cambio.

Su elección fue promovida en el 2015 por la organización , que busca brindar protagonismo a las mujeres a través de su aparición en los billetes designados. Tubman fue elegida en una encuesta en la que también participaron importantes figuras como la luchadora por los derechos civiles Rosa Parks y la primera dama Eleanor Roosevelt.

La mujer vendría a reemplazar al presidente populista Andrew Jackson (1767-1845), quien además fue un empresario esclavista. Durante su gobierno se dio comienzo a las expulsiones de indígenas de sus tierras ancestrales en estados del sureste estadounidense que tuvieron como resultado las muertes por hambruna y las enfermedades de miles.

LA “MOISÉS” DE SU TIEMPO

Esta es la historia de una mujer que fue considerada por muchos como la “Moisés” de su tiempo. Nació en 1822, de padres esclavizados en el condado de Dorchester, Maryland. Llamada originalmente Araminta, fue la cuarta de nueve hermanos. Le tocó ver las dinámicas del esclavismo: la compra de personas, el maltrato y la búsqueda de libertad.

En su adolescencia, en un trágico episodio, fue golpeada en la cabeza, lo que derivó en una existencia plagada de convulsiones, dolores de cabeza e incluso narcolepsia.

En 1848, escapó de la vida en la plantación y huyó a Filadelfia a través del ferrocarril subterráneo. En esos tiempos, comenzaron sus incursiones de regreso a Maryland, rescatando a hermanos, sobrinas, extraños y, en su último viaje, a sus ancianos padres.

Fotografía de la también conocida como General Tubman, por su amplia y significativa participación en la Guerra Civil. (Foto: Harvey B. Lindsley/Librería del Congreso via AP)
Fotografía de la también conocida como General Tubman, por su amplia y significativa participación en la Guerra Civil. (Foto: Harvey B. Lindsley/Librería del Congreso via AP)

Como parte de sus tácticas, solía usar disfraces para burlar a sus perseguidores y se jactaba de nunca haber dejado a nadie atrás. Se estima que hizo 13 misiones para rescatar a más de 70 personas.

DE ESCLAVA A ESPÍA

En la Guerra de Secesión, sus conocimientos del territorio le permitieron ayudar a los soldados de la Unión y convertirse en espía para ellos, gracias a su habilidad para no ser detectada. Además, sirvió como enfermera y cocinera.

En 1863 encabezó una incursión armada que liberó a 700 esclavos en Carolina del Sur, lo que le otorgó la distinción de ser la primera mujer en liderar una expedición militar.

Si escuchas a los perros, continúa. Si ves las antorchas en el bosque, continúa. Si hay gritos detrás de ti, sigue adelante. Nunca te detengas. Sigue adelante. Si quieres probar la libertad, sigue adelante”.


Harriet Tubman

Tras la guerra, continuó su servicio a los demás. Fue activista por la educación y el voto de los esclavos liberados, y se preocupó por los ancianos y pobres. Incluso colaboró en las primeras luchas por la igualdad y el sufragio de las mujeres.

Cuando falleció, en 1913, la también llamada General Tubman fue sepultada con honores militares, siendo una de las primeras mujeres afroamericanas en servir al ejército.

Harriet Tubman es un claro ejemplo de fortaleza, servicio e inteligencia que podría quedar plasmado en el nuevo billete de 20 dólares.

_____________________________________

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR