Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Estados Unidos sigue con atención el final del juicio contra el expolicía , acusado de matar por asfixia al afroamericano . El caso se ha convertido en símbolo del abuso policial y la desigualdad racial en en un país donde la violencia es un problema urgente que atender. En las últimas semanas, además, el afroamericano Daunte Wright, de 20 años, y el latino Adam Toledo, de 13, perdieron la vida por disparos de policías en Brooklyn Center, Minnesota, y Chicago, Illinois.

Floyd, de 46 años, murió el 25 de mayo del 2020 cuando Chauvin presionó el cuello del afroamericano con su rodilla durante nueve minutos y 29 segundos. Los hechos, ocurridos en Minneapolis, Minnesota, fueron el detonante de la mayor ola de protestas y disturbios raciales en décadas en Estados Unidos. La indignación creció aún más después de que se difundieran los videos de los últimos minutos de vida de Floyd, cuya frase “No puedo respirar” dio la vuelta al mundo.

MIRA: EN VIVO | George Floyd “pidió ayuda con su último aliento”, dice el fiscal del caso

A lo largo del juicio oral, que empezó el 29 de marzo, la fiscalía ha argumentado que Floyd murió por la asfixia provocada por Chauvin. Por su parte, la defensa del expolicía ha defendido que su muerte fue por otros motivos, como enfermedades subyacentes, la presión alta, el estrés del momento y el consumo de opiáceos.

Los expertos médicos convocados por la parte acusatoria han dicho que la muerte del afroamericano fue causada por un “bajo nivel de oxígeno” debido a la sujeción del cuello de Chauvin y no por drogas o condiciones preexistentes.

Los homenajes a George Floyd y los pedidos de justicia para las comunidades discriminadas han aumentado en las últimas semanas. (Foto: REUTERS/Octavio Jones)
Los homenajes a George Floyd y los pedidos de justicia para las comunidades discriminadas han aumentado en las últimas semanas. (Foto: REUTERS/Octavio Jones)

Chauvin se negó a testificar acogiéndose a la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos que concede a cualquier individuo el derecho a no testificar si sus palabras pueden ser usadas para perjudicarlo.

Durante los alegatos finales de este juicio, el fiscal Steve Schleicher enfatizó ante el jurado que “el caso se llama ‘estado de Minesota contra Derek Chauvin’; no se llama ‘estado de Minesota contra la Policía’”.

Schleicher subrayó que la manera en la que actuó Chauvin “no es la forma en que los policías están entrenados, siguiendo las reglas [...] El acusado está siendo juzgado no por ser quién era, sino por lo que hizo”.

Diferencias entre los cargos

El exagente Derek Chauvin está imputado por tres cargos: asesinato no intencional en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.

Para lograr una condena por asesinato no intencional en segundo grado, los fiscales tienen que demostrar que Chauvin causó la muerte de Floyd mientras lo agredía. Se trata del cargo más grave y está penado con hasta 40 años de cárcel.

Derek Chauvin, el expolicía de Minneapolis, es acusado de acabar con la vida de George Floyd. (Foto: AFP)
Derek Chauvin, el expolicía de Minneapolis, es acusado de acabar con la vida de George Floyd. (Foto: AFP)

Sobre el asesinato en tercer grado, la normativa indica que se requiere que los fiscales prueben que alguien causó la muerte de otra persona “al perpetrar un acto eminentemente peligroso para los demás y evidenciar una mente depravada, sin tener en cuenta la vida humana”.

El diario “”, de Minnesota, indica que los expertos legales señalan que la definición de “mente depravada” es poco clara, al igual que la línea legal entre “mente depravada” y el estándar de “negligencia culpable” para homicidio involuntario. Este delito implica una condena máxima de 25 años.

El tercer cargo, el de homicidio en segundo grado, acarrea hasta 10 años de privación de libertad. Para que Chauvin sea culpado de este delito se debe demostrar que el exagente fue “negligente culpable” y tomó un “riesgo irrazonable” con la vida de Floyd cuando lo detuvo y que sus acciones pusieron al afroamericano en riesgo de muerte o gran daño.

Los fiscales no tienen que probar que las acciones de Chauvin pretendían causar la muerte de Floyd, solo que sus acciones ponen a Floyd en riesgo de muerte o de un gran daño corporal”, indica “Star Tribune”.

Sin embargo, debido a que no tiene antecedentes penales, Chauvin solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Otros tres expolicías implicados en la detención de George Floyd aquel 25 de mayo del 2020 serán juzgados por separado a finales de este año bajo cargos de complicidad.

Protesta contra el racismo y la violencia policial en Minneapolis, Minnesota. (Foto: AFP)
Protesta contra el racismo y la violencia policial en Minneapolis, Minnesota. (Foto: AFP)

Unanimidad en el veredicto

La fiscalía y la defensa presentan por última vez este lunes sus versiones sobre el caso ante un jurado formado por catorce personas, aunque finalmente serán doce los que deliberarán y dictarán el veredicto, pues dos de ellos cumplen el rol de suplentes.

El jurado está formado por nueve mujeres y cinco hombres. Ocho de ellos se identifican como blancos, cuatro como negros y dos como mestizos. Sus edades van de los 20 a los 60 años.

Las autoridades judiciales han garantizado a todos los posibles miembros del jurado que, pese a que el caso goza de una cobertura televisiva sin precedentes, solo serían conocidos como un número. Sin embargo, sus nombres se harán públicos después del juicio.

Para que haya un fallo de culpabilidad el veredicto tiene que ser unánime en base a la evidencia y a los argumentos presentados durante el juicio.

Si los miembros del jurado sienten que no pueden llegar a un veredicto sobre un cargo determinado tendrán que informarlo al juez de distrito del condado de Hennepin, Peter Cahill.

Los jueces suelen instruir a los jurados para que retrocedan y sigan intentando y escuchen atentamente los argumentos y opiniones de los demás. Por ello, las deliberaciones podrían tardar horas, días o semanas.

Lo ocurrido con Floyd y otros afroamericanos víctimas de abuso policial generó una ola de protestas en Estados Unidos. (Foto: Kerem Yucel / AFP)
Lo ocurrido con Floyd y otros afroamericanos víctimas de abuso policial generó una ola de protestas en Estados Unidos. (Foto: Kerem Yucel / AFP)

Básicamente, depende del jurado cuánto tiempo delibera, cuánto tiempo necesita para llegar a una decisión unánime en cualquier caso. Y así, porque eso depende totalmente de ellos, ya sea una hora o una semana, está completamente dentro de su jurisdicción“, dijo Cahill a los jurados el último jueves, reporta el diario “”.

Si el jurado no puede llegar a una decisión sobre uno o más cargos, el juez puede declarar el juicio nulo y el proceso volvería a empezar.

Encerrados y aislados del exterior

Tras escuchar los argumentos de ambos lados, los miembros del jurado harán sus maletas sin saber con certeza cuándo volverán a casa.

El jurado se aislará y encerrará en un hotel para repasar todas las pruebas presentadas en el juicio y llegar a una sentencia. La idea es que quienes deliberen sobre el caso estén apartados de las influencias externas que podrían afectar su opinión.

Cada día, los miembros del jurado deliberarán hasta la tarde. No tendrán consigo sus teléfonos o dispositivos electrónicos. Los medios estadounidenses han explicado también que serán escoltados a todas partes por los ayudantes del alguacil, quienes se asegurarán de que estén a salvo y de que nadie tenga contacto con ellos.

Mark Osler, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de St. Thomas en Minneapolis, explicó a la cadena NBC que la decisión de aislar a un jurado es estándar en casos de alto perfil.

_____________________________

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR