El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, levanta el pulgar cuando sale del Hospital de Pennsylvania después de una cita de seguimiento en el departamento de radiología el 12 de diciembre de 2020 en Filadelfia, Pensilvania. (Foto: Getty Images / AFP).
El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, levanta el pulgar cuando sale del Hospital de Pennsylvania después de una cita de seguimiento en el departamento de radiología el 12 de diciembre de 2020 en Filadelfia, Pensilvania. (Foto: Getty Images / AFP).
Agencia AFP

Agencia de noticias

El presidente electo de Estados Unidos, , va a llamar este lunes a los estadounidenses a “pasar la página” tras el voto del Colegio Electoral que va a sellar su victoria en las urnas frente al mandatario republicano, , en las elecciones de noviembre.

Los grandes electores se reúnen este lunes en todo Estados Unidos para formalizar el resultado de los comicios, un proceso meramente formal que adquirió un cariz inusual este año por la negativa a reconocer su derrota del presidente saliente.

MIRA: Quiénes forman y cómo funciona el Colegio Electoral que elige al presidente de EE.UU.

Biden, exvicepresidente de Barack Obama que el 20 de enero asumirá como el 46º presidente de Estados Unidos, tiene previsto un discurso a las 20H00 horas (01H00 GMT) desde su feudo de Delaware para celebrar este último paso que consagra de forma definitiva su victoria y que, según él, es la prueba de “la fortaleza y la resiliencia” de la democracia estadounidense.

“En esta batalla por el alma de Estados Unidos, prevaleció la democracia (...) La integridad de nuestras elecciones permanece intacta”, dirá Biden, en una clara referencia a la persistente negativa de Trump a aceptar la derrota.

Según los extractos del discurso también va a llamar a “pasar página”, reiterando su habitual llamado a la unidad y a la sanación.

Este proceso, que es transmitido en directo por muchas cadenas, habitualmente no pasa de ser una formalidad, pero le negativa de Trump de reconocer su derrota, sus denuncias de irregularidades y la batalla judicial que emprendió en varios estados - sin ningún éxito - para impugnar los resultados aumentaron el interés por el proceso.

Este lunes la campaña de Trump sufrió otro revés en Wisconsin, después de que el más alto tribunal del país rechazara una demanda para revertir la estrecha victoria de Biden en este estado.

La propia Corte Suprema -que cuenta con una mayoría conservadora gracias a que Trump designó a tres sus magistrados- se negó el viernes siquiera a considerar dos demandas de los republicanos.

Los resultados de la elección del 3 de noviembre ya han sido certificados por los 50 estados más el Distrito de Columbia. El demócrata ganó con 81,3 millones de votos, 51,3% de los sufragios emitidos, frente a 74,2 millones (46,8%) del magnate republicano.

Pero en Estados Unidos el inquilino de la Casa Blanca es elegido por sufragio universal indirecto, y cada estado dispone de un número determinado de grandes electores, en base a su población.

Biden se encamina a obtener 316 votos frente a 232 de Trump. Para ganar la elección son necesarios al menos 270 del total de 538 grandes electores.

Espero que puedan verme sonreír detrás de la mascarilla”, dijo en Pensilvania, la demócrata Nancy Patton Mills que presidió la votación en este estado.

La mayoría de los grandes electores son personas desconocidas por la opinión pública, pero también hay personalidades como la excandidata presidencial Hillary Clinton, que votó en Nueva York.

Hillary Clinton - que en 2016 ganó el voto electoral, pero obtuvo menos electores que Trump - dijo en Twitter que no cree en este sistema, pero que aún así se siente orgullosa de haber votado por Biden.

“Creo que deberíamos abolir el Colegio Electoral y seleccionar a nuestro presidente según quién sea el ganador del voto popular”, indicó.

Sin un reconocimiento por parte de Trump

Aunque en los últimos años ha habido algunos “electores díscolos”, que votaron por un candidato que no ganó en su estado, este número nunca ha sido suficiente para cambiar el resultado de una elección.

Un gran número de legisladores republicanos respaldan las afirmaciones de fraude de Trump, pero otros se han desmarcado y se prevé que otro grupo comience a reconocer la victoria de Biden, una vez que el Colegio Electoral la ratifique.

Sin embargo, no se espera que Trump acepte su derrota, pero tampoco que se niegue a abandonar la Casa Blanca. Probablemente si evite reunirse con Biden en el tradicional posado juntos.

Este fin de semana, evitó contestar una pregunta sobre si asistiría a la toma de posesión de Biden.

Algunos aliados de Trump han especulado con la posibilidad de impugnar el resultado el 6 de enero, cuando el Congreso valide formalmente el recuento del Colegio Electoral. Esta estrategia tiene una posibilidad de éxito prácticamente nula, pero sería una muestra más del estado de profunda división con el que Biden comenzará su Presidencia.

En un indicio del cambio de viento, el apoyo a Trump del equipo del diario The Wall Street Journal se resquebrajó y este lunes en su editorial el periódico financiero lo instó a pasar la página”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Los estadounidenses recibirán el lunes las primeras vacunas contra el COVID-19
La vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech llegará el lunes por la mañana a hospitales y otros lugares de inoculación en Estados Unidos, lista para ser inyect

TE PUEDE INTERESAR