Redacción EC

Desde los tiempos en los que era el capo más buscado del mundo, la peor pesadilla de un narcotraficante era ser extraditado a Estados Unidos, pues saben que terminarán sus días en una cárcel de máxima seguridad norteamericana, de donde es casi imposible escapar y desde donde también es nula la posibilidad de seguir manejando directamente la mafia, una realidad muy diferente a lo que sucede en las prisiones de América Latina.

Aunque Pablo Escobar nunca pisó una cárcel de Estados Unidos porque murió abatido por la policía de Colombia, otros poderosos narcos latinoamericanos sí han terminado siendo extraditados a ese país. En esta lista de criminales caídos en desgracia destacan los mexicanos, que tras la debacle del cártel de Medellín formaron poderosas mafias que se apoderaron del negocio de tráfico de drogas hacia la nación norteamericana y a otras regiones del mundo.

LEE TAMBIÉN: El caso de Enrique “Kiki” Camarena, el agente de la DEA asesinado en México por el que EE.UU. perseguía a Caro Quintero

Y el destino más temido para los capos es el penal de máxima seguridad , en el estado de Colorado. En la actualidad, en esa prisión están recluidos el cabecilla del Cártel de Sinaloa, , y los narcos Alfredo Beltrán Leyva y Marco Antonio Paredes Machado, los tres de nacionalidad mexicana. Esta cárcel también sería el destino de si finalmente México lo extradita a Estados Unidos.

El jefe del temido Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén (C), es detenido por miembros de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de México, el 20 de enero de 2007, antes de ser extraditado a los Estados Unidos. (FOTO AFP/PGR).
El jefe del temido Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén (C), es detenido por miembros de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de México, el 20 de enero de 2007, antes de ser extraditado a los Estados Unidos. (FOTO AFP/PGR).

Antes de los criminales mencionados ya estuvo en ADX Florence el mexicano , quien lideró el Cártel del Golfo. Fue el primer narco de México que pisó dicha cárcel, donde permaneció del 2011 al 2019, de acuerdo con Univisión.

Hoy Osiel está en una prisión de Indiana purgando una condena a 25 años por narcotráfico.

Esto se sabe de los tres narcotraficantes mexicanos recluidos actualmente en ADX Florence:

Joaquín El Chapo Guzmán en una imagen de se busca del 2015. (YURI CORTEZ / AFP).
Joaquín El Chapo Guzmán en una imagen de se busca del 2015. (YURI CORTEZ / AFP).

El Chapo Guzmán

En julio del 2019, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán fue condenado en Estados Unidos a cadena perpetua y a 30 años adicionales por el envío de toneladas de droga a este país.

Antes de su sentencia, estuvo casi dos años preso en casi total aislamiento en Manhattan, donde no podía ver a su esposa Emma Coronel ni a ningún familiar, salvo a sus hijas mellizas menores de edad, y solo a través de un vidrio. Hoy pasa sus días en ADX Florence.

MIRA: Rafael Caro Quintero: quién es el Príncipe narco recapturado en México que cambió la lucha contra las drogas de EE.UU.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera nació el 4 de abril de 1957 en una familia humilde en La Tuna, en el pueblo de Badiraguato, estado de Sinaloa, en el noroeste de México, y solo cursó hasta tercer año de primaria.

De niño vendía naranjas, refrescos y caramelos para ayudar a su familia, que era “muy pobre”. Su mamá vendía pan para ganar un poco más de dinero.

Pero a los 15 años ya cultivaba y vendía marihuana y amapola.

En su adolescencia fue reclutado por el jefe del Cártel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo, y cuando este fue arrestado en 1989, El Chapo Guzmán y tres socios fundaron el Cártel de Sinaloa, que con el paso de los años fue la mayor mafia de las drogas del mundo.

La motocicleta montada en un sistema especial de rieles en la que se desplazó El Chapo Guzmán en el túnel por donde escapó de la cárcel en julio de 2015. (AFP FOTO/YURI CORTEZ).
La motocicleta montada en un sistema especial de rieles en la que se desplazó El Chapo Guzmán en el túnel por donde escapó de la cárcel en julio de 2015. (AFP FOTO/YURI CORTEZ).

El Chapo Guzmán fue el narcotraficante más buscado del mundo. Se le acusaba de enviar toneladas de droga a Estados Unidos, Europa y Asia.

Llegó a traficar droga a Estados Unidos usando decenas de túneles cavados por su organización en la frontera.

Fue detenido por primera vez en junio de 1993 en Guatemala, y extraditado a México.

En el 2001 se escapó de la cárcel escondido en un carrito de ropa sucia.

En febrero del 2014 fue recapturado, cuando estaba con su esposa Emma Coronel y sus hijas mellizas en Mazatlán, en Sinaloa.

Pero escapó de nuevo 14 meses después, por un túnel de 1,5 kilómetros cavado bajo el desagüe de la ducha de su celda de la cárcel El Altiplano, por el cual huyó en una moto adaptada para circular sobre rieles.

Finalmente, en enero de 2016 fue detenido y extraditado a Estados Unidos.

Alfredo Beltrán Leyva es mostrado a los medios por miembros del Ejército el 21 de enero de 2008, luego de ser capturado en Culiacán, Sinaloa. (FOTO AFP/Omar TORRES).
Alfredo Beltrán Leyva es mostrado a los medios por miembros del Ejército el 21 de enero de 2008, luego de ser capturado en Culiacán, Sinaloa. (FOTO AFP/Omar TORRES).

Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo

El narcotraficante mexicano Alfredo Beltrán Leyva, alias ‘Mochomo’, fue por más de una década considerado responsable del tráfico de “múltiples toneladas de cocaína y metanfetaminas a Estados Unidos”, según la justicia de ese país.

En abril del 2017, fue sentenciado a cadena perpetua por un juez federal estadounidense y desde junio de este año está en la prisión ADX Florence.

Según la acusación, la organización de ‘El Mochomo’ usó armas y participó en asesinatos, secuestros y actos de tortura para mantener la operación de narcotráfico.

Beltrán Leyva nació el 21 de enero de 1971 en Badiraguato, Sinaloa. En ese mismo pueblo nacieron El Chapo Guzmán, Rafael Caro Quintero y Juan José Esparragoza, alias ‘El Azul’.

Alfredo Beltrán Leyva “dirigió una campaña de violencia y miedo que puso bajo su control a comunidades en Norteamérica”, señaló la justicia de Estados Unidos.

Fue uno de los líderes del Cártel de los Beltrán Leyva junto a sus hermanos.

Alfredo Beltrán Leyva fue arrestado en el 2008 en Culiacán, en el noroeste de México.

Fue recluido en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco, hasta su extradición en noviembre del 2014 a Estados Unidos, país donde se declaró culpable de los cargos de importación de cocaína y metanfetaminas.

Según la justicia estadounidense, su detención provocó la ruptura de relaciones entre el Cártel de los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa.

El narcotraficante mexicano Marco Antonio Paredes Machado.
El narcotraficante mexicano Marco Antonio Paredes Machado.

Marco Antonio Paredes Machado

Marco Antonio Paredes Machado, quien era operador de El Chapo Guzmán, fue detenido en enero del 2011 al salir de un hospital en el municipio de Huixquilucan, Estado de México.

Cuatro años después, en el 2015, lo extraditaron a Estados Unidos.

En febrero del 2020 fue condenado a 22 años de prisión por traficar cocaína y marihuana hacia Estados Unidos.

Desde marzo del 2021 purga su condena en ADX Florence.

Paredes Machado fue acusado por el Departamento de Justicia de EE.UU., junto con otros 25 narcotraficantes, de trabajar para la organización de Benjamín Jaramillo Félix, aliado del Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con información de la DEA, Marco Antonio Paredes Machado tenía bajo su mando a unos 20 hombres para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos a través de narcotúneles en la frontera.

Esta foto tomada el 13 de febrero de 2019 muestra una vista de la prisión ADX o "Supermax", en Florence, Colorado. (JASON CONNOLLY / AFP).
Esta foto tomada el 13 de febrero de 2019 muestra una vista de la prisión ADX o "Supermax", en Florence, Colorado. (JASON CONNOLLY / AFP).

ADX Florence

La prisión de mayor seguridad de Estados Unidos abrió en 1994. ADX Florence nunca había tenido en sus celdas a tres narcotraficantes mexicanos.

Es la prisión federal más segura de Estados Unidos. Está ubicada en pleno desierto de Colorado y de sus celdas nunca escapó nadie.

La Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad de Florence es conocida también como el “Alcatraz de las Rocosas”.

ADX Florence tiene seis torres externas con guardias armados, más otras tantas de una penitenciaría vecina, y su perímetro es vigilado a cada instante por patrullas móviles, de acuerdo con BBC Mundo.

En su perímetro hay cables de disuasión de helicópteros, para evitar intentos de aterrizaje cerca de la prisión, y están prohibidos los aviones no tripulados en el espacio aéreo.

“Dentro de ADX hay cientos de cámaras, puertas de seguridad electrónicas y procedimientos para controlar todos los aspectos de la prisión”, le dijo a BBC Mundo Robert Hood, un exdirector de ADX Florence entre el 2002 y 2005.

Explicó que hay diferentes niveles de seguridad en el interior del penal y el personal pasa lista de los prisioneros hasta siete veces al día.

“Los presos están en celdas individuales hasta 23 horas al día y reciben recreación en jaulas individuales. No existe una vista del terreno local, solo vistas del cielo”, relató Hood.

Una celda de la prisión. (GETTY IMAGES).
Una celda de la prisión. (GETTY IMAGES).

Las celdas miden 3,5 metros de largo por dos metros de ancho. Tienen camas, escritorio, taburete y estante, pero todo esto está hecho de concreto, para evitar que puedan moverlo.

También hay un monitor de TV que transmite programas educativos y servicios religiosos. Las ventanas miden casi un metro de alto pero apenas 10 centímetros de ancho. Hay ducha, inodoro y lavabo.

La entrada a la celda tiene barrotes y, detrás, una puerta que bloquea la vista al pasillo con una ranura por donde pasar la bandeja de comida o las manos de los prisioneros que van a salir, para colocarle esposas antes.

Los tres peligrosos narcos mexicanos forman parte de los 400 reclusos que alberga ADX Florence.

“Escaparse de ADX es virtualmente imposible”, afirmó Hood a BBC Mundo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más