Cyntoia Brown estuvo recluida desde los 16 años. (Foto: Lacy Atkins - The Tennessean)
Cyntoia Brown estuvo recluida desde los 16 años. (Foto: Lacy Atkins - The Tennessean)
Redacción EC

Cyntoia Brown, la exreclusa de Tennessee, quien fue encarcelada cuando tenía 16 años y pasó la mitad de su vida tras las rejas, publicó sus memorias en las que compartió toda la historia sobre la lucha que emprendió en búsqueda de su libertad tras ser condenada a cadena perpetua por asesinato.

“Free Cyntoia: My Search for Redemption in the American Prison System” (Cyntoia libre: mi búsqueda de redención en el sistema penitenciario estadounidense, en español) es el título del libro que publicó la mujer, ahora de 31 años, a dos meses de haber dejado el penal. En él, narra todas sus vivencias tras las rejas y cómo llegó a este recinto.

En una entrevista que concedió a FOX 17, Brown asegura que Dios usó a personas específicas en determinados momentos de su vida para hacerle conocer sus verdaderos propósito con ella. “La fe es lo que me liberó. Por un tiempo yo me perdí y me enojé con el Señor. Aunque parezca descabellado, entendí que era su voluntad, pues Dios es muy intencional”.

La mujer escribió el libro mientras cumplía cadena perpetua por haber matado a un hombre de 43 años, quien pagó por sus servicios sexuales cuando era menor de edad (16 años).

Tras una larga batalla y el apoyo de celebridades como Rihanna, LeBron James, Snoop Dog, Kim Kardashian, entre otros, el entonces gobernador Bill Haslam le concedió la clemencia y ordenó que fuera liberada.

¿POR QUÉ CYNTOIA BROWN FUE RECLUIDA<

De acuerdo con documentos judiciales, Cyntoia Brown estaba abandonada a su suerte desde que nació, pues su madre que era adicta al alcohol y las drogas la entregó en adopción cuando era pequeña. Al cumplir 16 años, la joven huyó de su nueva familia para vivir en un hotel con un proxeneta que la violó y la forzó a ser prostituta.

En 2004, ya toda una adolescente, la contacta el agente inmobiliario Johnny Allen, de 43 años, quien le solicitó sus servicios. Ambos se encontraron en un restaurante de Nashville (Tennessee) y tras llegar a un acuerdo para que le pague US$150 por tener intimidad, la llevó a su casa.

Fue ahí donde le mostró su colección de armas y le dijo que había sido francotirador en el ejército.

“Él me agarró entre las piernas, me agarró muy duro. Pensé que me iba a golpear o hacerme algo por el estilo”, contó a las autoridades. En un momento cuando el empresario giró al otro lado de la cama, dijo entró en pánico pues pensaba que estaba buscando un arma para matarla, por lo que sacó un arma que tenía en el bolso y le disparó. Tras cometer el crimen huyó llevándose dinero y dos armas de Allen.

Cyntoia Brown cuando era adolescente y fue internada en el penal. (Foto: USA Today)
Cyntoia Brown cuando era adolescente y fue internada en el penal. (Foto: USA Today)

INGRESA A PRISIÓN SIENDO UNA ADOLESCENTE

Tras hallarla responsable de matar al agente inmobiliario, la Fiscalía argumentó durante el juicio que Brown le disparó en un intento de robarle, porque luego le quitó la billetera.

Es así que en 2004, Cyntoia fue sentenciada a cadena perpetua a la edad de 16 años. Ella fue juzgada como adulta y condenada por asesinato en primer grado y robo con agravantes.

Su sentencia la obligaba a cumplir al menos 51 años de cárcel antes de ser elegible para libertad condicional.

APOYO MUNDIAL

Su caso se convirtió en tendencia en las redes sociales e inspiró la etiqueta viral #FreeCyntoiaBrown. Muchos famosos promovieron su liberación. Uno de ellos fue Rihanna, quien escribió una frase conmovedora.

“Imagínate a la edad de 16 años siendo objeto de tráfico sexual por un proxeneta. Después de días de haber sido drogada y violada repetidamente por diferentes hombres, un depredador infantil de 43 años te compra y te lleva a su casa para usarte y tener relaciones sexuales (…). Eres arrestada, enjuiciada y condenada como adulto y sentenciada a cadena perpetua. Esta es la historia de Cyntoia Brown. Será elegible para libertad condicional cuando tenga 69 años”, señaló.

LEYES CAMBIAN

Según publica CNN, tras el caso de Cyntoia Brown, las leyes de Tennessee cambiaron. Tal es así que la legislación actual del estado clasifica como víctimas y no como prostitutas a menores como Brown que son explotadas sexualmente.

Si estas leyes hubieran estado vigente en 2004, la muchacha no habría sido juzgada como una prostituta que mató a un cliente, sino como víctima de tráfico sexual y no habría sido sentenciada a cadena perpetua.

ESTUDIÓ Y SE CASÓ

En prisión, Brown estudió y obtuvo una licenciatura en la Prisión para Mujeres de Tennessee en 2015. Asimismo, colaboró con el Sistema de Justicia Juvenil de Tennessee para ayudar a jóvenes en riesgo.

“Hoy está a años luz, como mujer, de lo traumatizada que estaba a los 16 años”, dijo en enero pasado Derri Smith, fundadora y directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro End Slavery Tennessee.

Asimismo, se casó con Jaime Long, quien la ayudó a guiarla hacia una fe más profunda en Dios. Él visitóella en la cárcel dos veces, compró un anillo de diamantes y le pidió permiso a la madre de Long-Brown para casarse una vez que salga libre. Pero ella no quería esperar más.

“Si el matrimonio estaba sobre la mesa, lo quería ahora. Durante la mayor parte de mi vida, había vivido bajo las reglas de otra persona, bajo el control de otra persona. Esto era una cosa que quería en mis propios términos”, escribió.

El 28 de enero, la pareja se casó por teléfono, según una ley que permite a los reclusos contraer matrimonio por un poder en persona.

Cyntoia Brown se casó y ahora disfruta de su libertad. (Foto: AP)
Cyntoia Brown se casó y ahora disfruta de su libertad. (Foto: AP)