Agencia AFP

Cientos de venezolanos cruzaron este fin de semana desde a atraídos por versiones de que las autoridades estadounidenses les permitirían solicitar asilo, según testimonios de los mismos migrantes y de una organización civil.

Una periodista de la AFP en la fronteriza Ciudad Juárez (norte) constató que desde el sábado se ha incrementado el número de venezolanos que cruzan el río Bravo, frontera natural, para luego entregarse a la patrulla fronteriza en la vecina El Paso, Texas.

MIRA: Frontera mortal: Por qué es más letal que nunca cruzar de México a Estados Unidos

Joel Guevara, de 38 años y quien viajó desde Venezuela con su hijo de 14, fue uno de los que llegó este domingo porque, dijo, a diferencia de otras nacionalidades, ellos no serían expulsados bajo el título 42, una medida aplicada por la pandemia de covid-19 en cuyo marco los migrantes indocumentados son regresados inmediatamente a México.

“Mi hermano pasó (...) dice que se entregan a migración, según están dando un asilo humanitario (a los venezolanos), por eso muchos vienen con esa idea, sobre todo el venezolano”, dijo a la AFP mientras se preparaba para alcanzar territorio estadounidense.

Rubén García, director de Casa Anunciación, un albergue migrante católico en El Paso, Texas, explicó a la AFP vía telefónica que en los últimos días han constatado que los venezolanos y ciudadanos de otras nacionalidades, entre ellos nicaragüenses y turcos, habrían conseguido iniciar su proceso de asilo.

“Hay un flujo de venezolanos que se están entregando. La Patrulla Fronteriza los procesa, les toma huellas, se asegura que no hay ningún aspecto de criminalidad y los están soltando y les están dando permiso para que pidan asilo”, explicó.

Añadió que tras ser investigados, lo que tomaría unos días, las autoridades estadounidenses les permitirían viajar a donde tengan familia en Estados Unidos para conseguir un abogado que les lleve su caso.

Además del título 42, desde 2019 el entonces presidente estadounidense Donald Trump puso en marcha los llamados Protocolos de Protección al Migrante (conocidos como “Quédate en México” o MPP) que obligaban a los migrantes a esperar en territorio mexicano la resolución de su solicitud de asilo.

Tras una batalla en tribunales, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el 9 de agosto que este programa sería levantado de manera “rápida y ordenada”.

Según organizaciones defensoras de migrantes, bajo esta política al menos 70.000 personas fueron regresadas.

México de su lado ha endurecido los controles en sus fronteras sur y norte y desde enero pasado exige visa a los venezolanos.

Durante 2022 se han formado varias caravanas de venezolanos, algunas de miles. Las autoridades mexicanas suelen darles permisos temporales para recorrer el país.

Según la ONU, desde 2015 más de seis millones de venezolanos han salido de su país por la grave crisis económica y política.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más