El primer ministro británico, Boris Johnson. REUTERS
El primer ministro británico, Boris Johnson. REUTERS
/ POOL

, el primer ministro del , parece estar hecho a prueba de balas. No importan los escándalos que protagonice o los que lo salpiquen: el líder del Partido Conservador no ve peligrar su posición en el gobierno.

MIRA: EE.UU. y Reino Unido avisan de “graves consecuencias” de incursión rusa en Ucrania

La última polémica ha sido la reciente publicación de un video en el que se ve a varios de sus asesores divirtiéndose en una reunión navideña celebrada el año pasado, por estos días, en la sede del gobierno, el 10 de Downing Street.

Mientras las reuniones estaban prohibidas, como medida para evitar la propagación del coronavirus, la exvocera de Johnson, Allegra Stratton, bromeaba.

Ella renunció la semana pasada : “Lamentaré esos comentarios por el resto de mis días”.

Por su lado, Johnson se ha disculpado así: “Entiendo y comparto la furia en todo el país. Me disculpo sin reservas por la ofensa que ha causado en todo el país y por la impresión que da”.

Se sumaba así otra perla en la gestión del primer ministro.

En noviembre, Johnson tuvo que dejar de lado la COP26 para regresar a su país y defender a su partido, que había sido de favoritismo en la contratación de empresas privadas.

Reino Unido no es un país corrupto”, sostuvo.

Antes, su exasesor Dominic Cummings había contado que Johnson usó dinero de fondos donados al Partido Conservador para renovar su casa.

La semana que pasó, la Comisión Electoral multó a la organización con más de 20 mil euros “”.

En mayo se conoció que, hace dos años, justamente en época navideña, Johnson y su pareja, Carrie Symonds, viajaron a la paradisiaca isla caribeña Mustique. Recuerda que se inició una investigación para saber quién y cómo se había financiado el viaje, que habría costado cerca de 17 mil euros.

MIRA: Movimiento de Correa rechaza autorización de extradición de Assange a EE.UU.

Una ciudadanía acostumbrada

¿Cómo es que, a pesar de tantos escándalos, Boris Johnson parece no temblar en el cargo de primer ministro? Para Alexandra Morales, politóloga especializada en comunicación política, la respuesta se ubica en la construcción de su personaje público.

A veces populista y antiecologista, Johnson se asemeja a Donald Trump en tanto que se “maneja con sus propias formas” y parece que no le importa el resto.

De alguna manera, dice Morales, este tipo de destapes no lo afectan de forma determinante porque la “ciudadanía ya está acostumbrada”.

Se ha normalizado este tipo de comportamientos en un político, así que, a la hora de catalogarlo o juzgarlo, este tipo de situaciones no terminan siendo tan importantes”.

Pero sí creo que el video de la fiesta navideña puede complicarlo porque hay nuevas restricciones por el coronavirus. No podemos dejar de ver que, en Europa, dentro de la ciudadanía más joven hay mucho rechazo a ellas”.

En todo caso, el argumento de la doble moral “también puede llegar a perjudicar el comportamiento de la ciudadanía; es decir, que acaten o no las restricciones”.

Vale recordar que el gobierno británico acaba de reinstaurar varias medidas para menguar el golpe de la variante ómicron del coronavirus. Según , habrá que llevar una mascarilla en espacios cerrados, por ejemplo. Además, se ha pedido a las empresas volver al teletrabajo y que los empleados lleven consigo su pase sanitario.

Con esto en mente, habría que recordar lo escrito por la agencia EFE: a partir del polémico video, algunos diputados ‘tories’, tomando en cuenta la incongruencia del gobierno, exigieron que cualquier medida sanitaria sea voluntaria.

Morales sostiene que no hay que perder de vista el momento en el que se publica el video. ¿Por qué luego de casi un año se ventila? ¿Qué se busca al tratar de coincidir el escándalo con el inicio de nuevas restricciones sanitarias?

Eso claramente debería atentar en contra de la confianza en las instituciones y, sobre todo, en el primer ministro. Sin embargo, hoy no estamos viendo reaccionar a la ciudadanía”.

Lo que sí hay es movimiento en los otros partidos políticos, que salen a señalarlo y a decir que esto no se puede tolerar”.

Usuarios del metro salen de una estación del subterráneo usando mascarillas. AP
Usuarios del metro salen de una estación del subterráneo usando mascarillas. AP
/ Alberto Pezzali

Un británico “muy británico”

Enrique Banús, director del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad de Piura, anota que quizás el gran capital político de Boris Johnson sea su propia imagen. “Hay una parte importante de personas a las que les gusta su excentricidad. Lo sorprendente es que no se agota. Suceden cosas que en otros países lo llevarían a la renuncia o a que le quitasen el apoyo, pero a él le da una bolsa de votos”.

“¿Por qué? Porque es muy ‘british’, y se caracteriza por cultivar lo que se conoce como el ‘spleen’ inglés [el mal humor]. Usa saco y corbata, y va con un peinado cuidadosamente despeinado: ello refleja al resto de ingleses que piensan que son especiales”.

La gente que votó por salirse de la Unión Europea ve en él a un referente”.

A ello se le suma el hecho de que no hay partidos rivales con suficiente fuerza como para dañarlo. Y, por supuesto, la dinámica de la prensa sensacionalista del país, con lo que se forma un cóctel ideal de lo que significa ser inglés.

Están en juego una serie de elementos que tienen gran tradición en el Reino Unido”, acota Banús.

Boris Johnson, yendo y viniendo, atento al nacimiento de su segunda hija. AP
Boris Johnson, yendo y viniendo, atento al nacimiento de su segunda hija. AP
/ Victoria Jones

Pero Boris Johnson tiene un talón de Aquiles: los resultados negativos del Brexit que ya se empiezan a esbozar.

Los que están a favor del Brexit, en su mayoría, están muy convencidos y van a aceptar sufrir las consecuencias, pero hasta cierto punto. Imagina si se empieza a encarecer la vida, los productos son impagables o no llegan los regalos de Navidad”.

Esto puede erosionar su prestigio, el prestigio de haber conseguido un Brexit a partir de la dureza. Pero, bueno, a veces los ciudadanos son impredecibles”.

¿Será el nacimiento de las hijas del primer ministro el regalo de Navidad que hará que se olviden los problemas?

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más