Cárcel para quienes filtraron los Papeles de Luxemburgo

La justicia de  condenó este miércoles a penas de prisión en suspenso a los dos empleados de la auditora PricewaterhouseCoopers que filtraron los documentos del escándalo LuxLeaks y absolvió a un periodista que difundió la información.

Antoine Deltour y Raphaël Halet fueron condenados respectivamente a 12 y 9 meses de prisión en suspenso. Por su parte el periodista Edouard Perrin, que desveló las prácticas fiscales de Luxemburgo con los documentos facilitados por Deltour, fue absuelto, según el veredicto pronunciado por el presidente del tribunal de Luxemburgo, Marc Thill.

Deltour y Halet, los dos de nacionalidad francesa, fueron también condenados por la justicia de Luxemburgo a una multa con aplazamiento de pago de 1.500 euros para el primero y de 1.000 para el segundo, según el veredicto.

Tras un proceso que se celebró en abril y mayo, la fiscalía pidió 18 meses de prisión contra los dos ex empleados de PricewaterhouseCoopers (PwC), quienes entregaron miles de documentos confidenciales sobre las prácticas fiscales de las multinacionales en Luxemburgo al periodista francés. Éste los utilizó en varios programas de investigación difundidos en la televisión francesa en 2012 y 2013.

La auditora PwC, que se constituyó como parte civil en el proceso, obtuvo un euro simbólico por daños y perjuicios. En sus alegatos, los abogados de la defensa pidieron la absolución de los acusados, todos franceses, que afirmaron haber servido el interés general.

Bernard Colin, uno de los letrados, afirmó que su cliente Raphaël Halet recurriría la sentencia incluso "por una condena a un euro" de multa. "La idea es crear una jurisprudencia para los filtradores", dijo Colin.

Antoine Deltour, de 31 años y Raphaël Halet, de 40, presentes en la lectura del fallo, tienen ahora 40 días para recurrir la sentencia.

Los documentos filtrados fueron publicados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) en noviembre de 2014 durante los primeros días de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. Juncker fue primer ministro de Luxemburgo durante casi 20 años (1995-2013).

Bajo su gobierno, el país firmó numerosos acuerdos fiscales con las multinacionales, conocidos como "tax ruling" o decisiones fiscales anticipadas.

Se trata de un mecanismo, legal pero polémico, que consiste en acuerdos entre la administración fiscal de un país y empresas multinacionales que permiten a las compañías reducir la imposición a los ingresos si declaran sus beneficios en esa jurisdicción.

Las revelaciones expusieron a la luz las prácticas de empresas como Apple, IKEA, Pepsi, Fiat o Starbucks. En total se trató de 548 acuerdos fiscales negociados en nombre de 350 empresas por PwC con la administración fiscal de Luxemburgo.

Los dos exempleados de PwC estaban acusados de robo, divulgación de secretos de negocios, violación de secreto profesional, blanqueo y fraude informático.

El periodista Edouard Perrin, de 45 años, estaba acusado de complicidad de violación de secreto profesional, de violación de secreto de negocios y de blanqueo.

Cuando empezó el juicio, el 26 de abril, Deltour recibió el apoyo del ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, que expresó la "solidaridad" de Francia. 

"Gracias a él hemos podido poner fin a la opacidad que impedía a países europeos conocer la situación fiscal exacta de algunas grandes empresas en Luxemburgo", dijo Sapin ante el parlamento francés

MIRA TAMBIÉN

LO ÚLTIMO DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS