La Catedral de la Sangre Derramada, con sus cúpulas doradas, destaca en el paisaje de esta urbe. (Ministerio de Educación de Rusia)
La Catedral de la Sangre Derramada, con sus cúpulas doradas, destaca en el paisaje de esta urbe. (Ministerio de Educación de Rusia)
Juan Aurelio Arévalo

Jefe de Fidelización y Proyectos

jarevalom@comercio.com.pe

“El corresponsal de ‘Times’, en Petrogrado, comunica que el gobierno revolucionario ruso confirmó la noticia de que el zar Nicolás II, su esposa y una de sus hijas han sido trasladados a Ekaterimburgo al haberse descubierto una conspiración de aldeanos para favorecer su fuga. Los Romanoff han sido confinados en una pequeña casa acompañados solo de dos sirvientes extranjeros con los cuales no pueden hablar. Todo indica que la vida de Nicolás II y la de los suyos corre peligro”.

Este cable publicado el 14 de mayo de 1918 en El Comercio marca uno de nuestros primeros acercamientos con Ekaterimburgo, la ciudad más histórica y oriental de las once que albergan el Mundial.

Ubicada en la región de los montes Urales, es la puerta de entrada a la Rusia asiática y el lugar donde los bolcheviques asesinaron al último zar ruso, Nicolás II, y su familia en julio de 1918.

Muchos peruanos que llegarán para asistir mañana al partido contra Francia abordarán el Transiberiano, el tren que parte de Moscú y recorre más de 9.000 km antes de llegar a su destino en el puerto de Vladivostok. El recorrido de tren más largo del mundo inspiró libros y películas, pero acaso más importante aún, sobre sus vías viaja el 30% de las exportaciones del país.

Zares santos

Ekaterimburgo, llamada así en honor a la zarina Catalina, esposa de Pedro el Grande, es la cuarta ciudad rusa en población. En la década de 1920 se convirtió en el mayor centro industrial del país.

El cobre de Ekaterimburgo sirvió para construir la Estatua de la Libertad, el hierro se usó en el techo del Parlamento británico y su acero se utilizó en la Torre Eiffel.

Hoy, entre la uniformidad de los edificios soviéticos y la altura de moles modernas, resalta la Catedral de la Sangre Derramada, un edificio de estilo bizantino construido en el lugar donde fueron fusilados el zar Nicolás, la zarina Alejandra y sus cinco hijos, hoy santos de la Iglesia Ortodoxa rusa.

En el 2000, 150 obispos ortodoxos decidieron que más de 800 ciudadanos rusos pasarían a la categoría de santos y mártires, entre ellos Nicolás II y su familia. Esto desató gran polémica. Es que aún existían dudas sobre si los huesos hallados en los Urales en 1991 eran de los Romanov y, además, Nicolás había pasado a la historia como el líder incompetente que no pudo evitar la masacre del Domingo Sangriento en 1905. Pero los obispos sustentaron la canonización bajo el argumento de que eran “portadores de sufrimiento y de fe”.

El jueves Perú y Francia se medirán en el Ekaterimburgo Arena por la segunda fecha del grupo C, a las 10:00 a.m. hora peruana. (AFP)
El jueves Perú y Francia se medirán en el Ekaterimburgo Arena por la segunda fecha del grupo C, a las 10:00 a.m. hora peruana. (AFP)

el estadio de perú

– El Ekaterimburgo Arena –construido en 1953 y casa del FC Ural– fue remodelado para esta Copa del Mundo a un costó de 500 millones de dólares.

– Para este Mundial debía albergar a un mínimo de 35 mil espectadores, así que se levantaron dos tribunas que están fuera del estadio.

TAGS RELACIONADOS