Erna Solberg, la primera ministra de Noruega. AFP
Erna Solberg, la primera ministra de Noruega. AFP
Redacción EC

Cumplía 60 años y decidió celebrarlos con 13 amigos. No importó que las leyes de solo permitieran reuniones de diez personas como máximo en lugares abiertos. La primera ministra, , quería disfrutar con sus más íntimos.

MIRA: Últimos tiroteos alarman a la comunidad asiática en Estados Unidos

En medio de la pandemia del coronavirus, Solberg alquiló dos departamentos para llevar a cabo la celebración que empezó en un restaurante. El 25 de febrero, ella y sus amigos se disponían a festejar.

Según de Ecuador, fue la televisión pública noruega NRK la que hizo el destape que causó una gran polémica en el país.

Aunque Solberg no pudo asistir a última hora porque se tuvo que desplazar a Oslo para ser tratada por un oculista”, dice el diario.

Tras el destape, Solberg se disculpó: “Yo, que todos los días le hablo a los noruegos de las reglas, debería conocerlas mejor”.

Y agregó: “Pero la verdad es que no lo he hecho lo suficientemente bien y no sabía que cuando una familia sale junta y son más de diez, entonces es un evento”.

Una cena con sus amigos

Pero si bien la primera ministra no fue al restaurante, sí se reunió con sus amigos: en esos departamentos que alquiló, cenó con 13 de sus íntimos.

Allí es que han empezado los problemas para Solberg, quien ocupa el cargo de desde el 2013 y cuyo futuro político podría peligrar en tanto las elecciones legislativas están programadas para el 13 de setiembre de este año.

Por el momento, la policía le ha abierto una investigación por quebrar las reglas dispuestas para evitar la propagación del coronavirus.

” anota que la policía recolectará la información y que será la fiscalía la que tendrá que observar una “posible sanción legal”.

Erna Solberg, la primera ministra de Noruega, y el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. REUTERS
Erna Solberg, la primera ministra de Noruega, y el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. REUTERS

En una publicación en , Solberg escribió:

Lamento que mi familia y yo hayamos violado las regulaciones, eso nunca debería haber sucedido. Deberíamos haber seguido todas las recomendaciones, como les pedí”.

Y siguió: “Estoy pensando especialmente en todos aquellos que han tenido que cancelar cosas que estaban esperando, un cumpleaños con compañeros de clases, una celebración con amigos o cualquier otra cosa importante”. Las redes sociales ya piden su .

En entredicho

Como se recuerda, el 9 de marzo se la conversación entre Solberg y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. Allí hablaron de apoyar los valores democráticos y de derechos humanos, así como del calentamiento global.

Pero todo indica que la polémica al interior de Noruega no era conocida (o fue deliberadamente ignorada) por Harris, en tanto que esta última le agradeció por sus “generosas contribuciones” en lo que respecta a “cuidados en la seguridad de la salud en el mundo”.

Vale mencionar que Solberg fue revalidada en el cargo tras las del 2017, y que desde el 2004 es la líder del Partido Conservador, del que es parte desde 1989. En lo que refiere a su preparación académica, ella tiene estudios en sociología, ciencia política, estadística y economía por la Universidad de Bergen.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR