El líder de la Lega, Matteo Salvini, pronuncia un discurso en el escenario durante un mitin conjunto de los partidos de derecha de Italia Hermanos de Italia (Fratelli d'Italia, FdI), la Liga (Lega) y Forza Italia en la Piazza del Popolo en Roma.
El líder de la Lega, Matteo Salvini, pronuncia un discurso en el escenario durante un mitin conjunto de los partidos de derecha de Italia Hermanos de Italia (Fratelli d'Italia, FdI), la Liga (Lega) y Forza Italia en la Piazza del Popolo en Roma.
/ Alberto PIZZOLI / AFP
Agencia EFE

El líder de la soberanista Liga, Matteo Salvini, aseguró hoy que como ministro del Interior detuvo la llegada de los migrantes y que lo volverá a hacer cuando vuelva al Gobierno, en el mitin de clausura de la campaña electoral en vista de las elecciones generales de este domingo en el que participó con sus aliados en la coalición Silvio Berlusconi, de Forza Italia y Giorgia Meloni, de Hermanos de italia.

“Quien elige el símbolo de la Liga confía en un cuarentón que está siendo juzgado por haber bloqueado el desembarco de migrantes ilegales, dijo Salvini en referencia al juicio que afronta por haber impedido durante más de 20 días que el barco del a ONG española Open Arms con un centenar de migrantes llagase a puerto.

Mira: Italia no figura entre países implicados en financiación rusa, dice Gobierno

El líder soberanista continúo con su discurso antinmigración al asegurar que quien llega a Italia tiene que decir sólo “gracias y por favor” y volvió a oponerse a una ley que dé la nacionalidad a los niños nacidos en Italia pero de padres extranjeros.

“Si Europa piensa en despedir trabajadores en Italia para hacerle un favor a China, en prohibir los coches diésel, el próximo Gobierno hará un referéndum para preguntar a los italianos si están de acuerdo con estas tonterías”, aseguró Salvini en su discurso en la plaza del Popolo de Roma que no se llenó para la ocasión.

Italia “no tiene que aceptar lecciones de Bruselas, de París o de Berlín”, añadió en este mitin en el que los tres líderes se presentaron bajo el eslogan: “Juntos, por Italia”..

“Estamos aquí para hacer una promesa: gobernar bien y juntos durante 5 años. La izquierda está dividida mientras nosotros estamos unidos aquí, sin insultar ni amenazar”.

La coalición de la Derecha tiene casi 20 puntos de ventaja, 46,6 % contra el 27,2 % de los progresistas, según los últimos sondeos de intención de voto.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más