La mayoría de los observadores considera que el resultado más probable después del 1 de octubre será una elección anticipada que lleve a una posible reforma constitucional para acomodar mejor a Cataluña dentro de España. (Foto: EFE)
La mayoría de los observadores considera que el resultado más probable después del 1 de octubre será una elección anticipada que lleve a una posible reforma constitucional para acomodar mejor a Cataluña dentro de España. (Foto: EFE)
Redacción EC

Las autoridades españolas han hecho lo suficiente para desacreditar el referéndum sobre la independencia en Cataluña y ahora podrían consentir que el domingo se celebre en la región una "jornada festiva" por la independencia, dijeron el lunes dos altos funcionarios gubernamentales.


Madrid, que enfrenta una de sus mayores crisis políticas desde el regreso de la democracia hace más de cuatro décadas, declaró inconstitucional el referendo del 1 de octubre y ha adoptado acciones policiales y judiciales para impedirlo.

"Puede haber el domingo una jornada festiva donde, en plazas y en las calles, se monten tenderetes y tenga lugar un sucedáneo de voto, pero esto no es un referéndum", dijo una de las fuentes bajo condición de anonimato.

El Ejecutivo central ha intentado desmantelar el mecanismo electoral de Cataluña en las últimas semanas, con medidas para ejercer un mayor control sobre el uso de los fondos públicos, la detención de altos funcionarios regionales y la incautación de papeletas para evitar una votación suspendida por el Tribunal Constitucional.

Los tribunales también amenazaron con multas a los funcionarios que trabajaban en el referéndum, incluyendo la junta electoral, provocando su disolución la semana pasada para evitar sanciones.

Las reacciones de Madrid han provocado masivas manifestaciones y los líderes catalanes siguen determinados a realizar el referendo, afirmando que la Asamblea Regional en Barcelona declararía la independencia dentro de 48 horas de una opción "Sí".

Las dos fuentes recalcaron que el proceso no cuenta con junta electoral, urnas, papeletas, un censo transparente y otros materiales de votación, entre otras muchas cuestiones, y añadieron que el voto o las acciones siguientes no tendrían previsiblemente ningún respaldo internacional.

"Ni siquiera Venezuela o Corea del Norte lo van a reconocer (el resultado del voto o una declaración unilateral de independencia)", dijo una de las fuentes. "Y si lo hicieran, no sé si ayudaría mucho a la independencia", agregó.

En el referéndum anterior sobre la independencia, realizado en noviembre de 2014 y también considerado ilegal por Madrid, la mayoría de los poco más de dos millones de ciudadanos que fueron a votar optó por la independencia, pero la consulta fue vista fuera de Cataluña como no representativa ante la falta de afluencia a las urnas.

El voto no vinculante de 2014 desembocó en unas elecciones anticipadas que resultaron en una extraña alianza entre el hegemónico partido conservador catalán y la izquierda independentista con el objetivo común de trabajar por la separación de España.

La mayoría de los observadores considera que el resultado más probable después del 1 de octubre es que tenga lugar una nueva elección anticipada, que allanaría el camino para las conversaciones entre el gobierno central y local, incluyendo una posible reforma constitucional para acomodar mejor a Cataluña dentro de España.

Fuente: Reuters

VEA LO ÚLTIMO DE MUNDO...

TAGS RELACIONADOS