Los visitantes vestidos con uniforme de camuflaje se paran en la entrada del 'PMC Wagner Center', asociado con el fundador del grupo militar privado Wagner, Yevgeny Prigozhin, en San Petersburgo, el 4 de noviembre de 2022. (Olga MALTSEVA / AFP).
Los visitantes vestidos con uniforme de camuflaje se paran en la entrada del 'PMC Wagner Center', asociado con el fundador del grupo militar privado Wagner, Yevgeny Prigozhin, en San Petersburgo, el 4 de noviembre de 2022. (Olga MALTSEVA / AFP).
Agencia AFP

El reconoció el martes que un estudiante zambiano, reclutado en la cárcel, había muerto en , dos semanas después de que Zambia pidiera explicaciones a Rusia sobre las circunstancias de su fallecimiento.

Lemekhani Nathan Nyirenda, el 22 de septiembre, fue uno de los primeros en penetrar en las trincheras enemigas, demostrando su coraje y valentía”, afirmó en las redes sociales el líder de Wagner, Yevgeny Prigozhin.

MIRA: Grupo Wagner ejecuta a soldados rusos desertores que deciden pelear contra Putin

El oligarca, cercano al presidente ruso Vladimir Putin, afirmó que “se acordaba bien de este chico” de 23 años, “muerto como un héroe” en combate.

Desde hace varias semanas, Ucrania acusa a Prigozhin de enviar al frente a miles de combatientes reclutados directamente en las cárceles rusas, a cambio de un salario o de la amnistía.

MIRA: “Una muerte de perro para un perro”: la defensa que el grupo Wagner hace de la brutal “ejecución” de un mercenario ruso

El responsable del grupo paramilitar reconoció que su entidad había reclutado a Nyirenda, condenado en Rusia, en una cárcel de la región de Tver, al noroeste de Moscú.

Según él, el joven zambiano se propuso voluntario para integrar el grupo y combatir en Ucrania.

A mediados de noviembre, Zambia exigió explicaciones a Moscú sobre la muerte de uno de sus ciudadanos en Ucrania, donde Rusia está llevando a cabo desde febrero una ofensiva militar.

Según el gobierno zambiano, Lemekhani Nathan Nyirenda era un estudiante de ingeniería nuclear en Moscú, y fue condenado a nueve años y seis meses de cárcel por infringir la ley rusa en abril de 2020.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más