La gente asiste a un mitin que marca la anexión de cuatro regiones de Ucrania ocupadas por las tropas rusas: Lugansk, Donetsk, Kherson y Zaporizhzhia, en la Plaza Roja el 30 de septiembre de 2022. (AFP).
La gente asiste a un mitin que marca la anexión de cuatro regiones de Ucrania ocupadas por las tropas rusas: Lugansk, Donetsk, Kherson y Zaporizhzhia, en la Plaza Roja el 30 de septiembre de 2022. (AFP).
Agencia EFE

Las cuatro regiones ucranianas anexionadas tendrán el ruso como lengua oficial y utilizarán como moneda exclusivamente el rublo desde 2023, según los documentos remitidos hoy a la Duma o cámara de diputados de para su ratificación mañana, lunes.

Los habitantes de Donetsk, Lugansk, Kherson y Zaporizhzhia hablarán en ruso, pero se les garantiza el derecho a expresarse en su lengua madre, en alusión al ucraniano, al tiempo que se crearán las condiciones para su estudio y desarrollo.

MIRA: Zelensky afirma que la ciudad clave de Lyman está “totalmente despejada” de tropas rusas

El presidente ruso, Vladimir Putin, acusó a Kiev en numerosas ocasiones de prohibir el empleo del ruso por parte de las comunidades rusoparlantes del este y sur de Ucrania.

Según el Tribunal Constitucional, la persecución de los rusos por su idioma, religión y cultura se acentuó desde el derrocamiento en 2014 durante una revolución popular del presidente prorruso, Viktor Yanukóvich, que Moscú considera un golpe de Estado.

MIRA: El papa Francisco se dirige a Putin por primera vez y le pide parar la guerra en Ucrania y advierte del riesgo nuclear

La moneda ucraniana, el grivna, se podrá utilizar en esas cuatro regiones hasta el 31 de diciembre próximo, señala el documento.

Todos de los residentes en esos territorios serán reconocidos automáticamente como ciudadanos de la Federación Rusa a no ser que expresen oficialmente en el plazo de un mes la voluntad de mantener su ciudadanía actual.

El Tribunal Constitucional, que aprobó hoy los tratados internacionales firmados el viernes por el presidente ruso, Vladimir Putin, y los líderes prorrusos, estableció que los cuatro territorios mantendrán sus nombres.

Las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk podrán conservar sus denominaciones actuales, al igual que las regiones de Kherson y Zaporizhzhia.

Las repúblicas serán dirigidas por jefes, mientras las regiones lo serán por gobernadores, órganos ejecutivos que se formarán antes de junio de 2023.

En el plazo de diez días desde su integración en Rusia el presidente ruso nombrará jefes y gobernadores interinos para esos cuatro territorios.

Las cuatro regiones celebrarán sus primeras elecciones legislativas en el marco del nuevo Estado en septiembre del próximo año.

Las diferentes unidades y formaciones armadas que existen actualmente en dichos territorios se integrarán en las Fuerzas Armadas de Rusia y otros órganos de seguridad del Estado.

A su vez, habrá un período de transición para la integración política, económica y legal de dichas regiones que se prolongará hasta el 1 de enero de 2026.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más