"Huye y avisa", lo que debes hacer ante un ataque terrorista
"Huye y avisa", lo que debes hacer ante un ataque terrorista
Redacción EC

El nivel de alerta de terrorismo en Reino Unido es “severo”. Por ello, esta semana se levantó una campaña para concientizar a sus ciudadanos.

“Corre, escóndete y avisa”, indican los panfletos que fueron distribuidos por la policía con el fin de que su población esté prevenida en caso de un atentado terrorista. 

(Foto: Difusión)

La campaña recibió fuertes críticas de parte de sectores civiles quienes “consideran que se busca crear alarmismo y justificar la ofensiva política que dirige el gobierno de David Cameron”.

►Lea también 

El material informativo fue distribuido en los paraderos del metro, hasta donde llegan más de 6 millones de pasajeros.

Minutos después la ministra del Interior, Theresa May, se presentó en la Cámara de los Comunes para recordar los atentados en Londres del 7 de julio del 2005. Desde ese año, el gobierno de Reino Unido ha evitado 40 intentos terroristas.

►Lea también 

May acotó que se encuentra en una “lucha generacional contra una ideología mortífera”. “En una sociedad abierta y plural nunca se podrá eliminar el riesgo del terrorismo”, sentenció. Sin embargo, las nuevas leyes “están para mantenernos a salvo”, agregó la funcionaria. 

Esta ley permite que la policía confisque pasaportes y “relocalice a cualquier ciudadano británico ante la sospecha de que participó en la yihad”.

Además, la legislación pretende luchar contra el radicalismo en las escuelas y universidades, por lo que el gobierno ha sido acusado de “convertir a los ciudadanos en espías”.

A eso se suma que David Cameron está convencido que se debe extender la vigilancia a las redes sociales. 

►Lea también 

Desde que la advertencia de terrorismo se elevó a grado cuatro, las autoridades han detenido a una veintena de personas sospechosas. Sin ir muy lejos, tres jóvenes radicales —Nadir Ali Sayed, Yousaf Shah Syed and Haseeb Hamayoon—fueron acusados ante los tribunales de Westminster por planear decapitar a británicos en las calles de Londres.