Jordan Adlard Rogers: El enfermero que heredó un castillo de más de US$ 63 millones tras una prueba de ADN
Jordan Adlard Rogers: El enfermero que heredó un castillo de más de US$ 63 millones tras una prueba de ADN

Cornwall. Un joven enfermero de 31 años heredó un valuado en más de 63 millones de dólares luego de que una confirmara que es hijo legítimo de un multimillonario lord de

Jordan Adlard Rogers se acaba de mudar a la mansión ubicada en el condado de Cornwall, en el sudeste de Inglaterra, luego de que su padre, el aristócrata inglés Charles Rogers muriera a los 62 años de edad por una sobredosis de drogas.

► 
► 

Rogers hijo sospechaba de que Charles Rogers era su verdadero padre desde los ocho años, pero nunca pudo confirmarlo hasta que se realizó una prueba de ADN, después de la muerte de su progenitor, quien durante los meses previos a su fallecimiento había vivido en la indigencia por voluntad propia y con graves problemas de adicción.

"La gente dice que tengo suerte, pero cambiaría cualquier cosa por volver el tiempo atrás y que mi papá sepa que yo era su hijo. Tal vez entonces él podría haber tomado un camino diferente", dijo.

"No voy a olvidar de dónde vengo", contó el heredero, quien hasta antes de ser confirmado como hijo legítimo del aristócrata inglés trabajaba como "care worker", el oficio de enfermero que asiste a personas enfermas o vulnerables que se encuentran al amparo del Estado benefactor británico.

La finca que heredó Rogers está valuada en 50 millones de libras. Foto: La Nación/ GDA
La finca que heredó Rogers está valuada en 50 millones de libras. Foto: La Nación/ GDA

El multimillonario Charles Rogers había luchado contra su adicción a las drogas durante muchos años y murió de una sobredosis en su automóvil fuera de su casa de campo.

Según la autopsia, al momento de su muerte estaba desnutrido y no se había cambiado de ropa durante meses. En lugar de vivir en su lujosa casa, estaba durmiendo en su auto.

Rogers padre nunca vivió en la finca que acaba de heredar su hijo. Él vivía en una de las granjas de la estancia mientras su madre vivía en el castillo. Ambos murieron con dos semanas de diferencia.

"Mi padre siempre estuvo muy presionado. Su hermano Nigel era un piloto de la RAF y su padre un teniente comandante en la Royal Navy, pero él era diferente y tenía un espíritu libre".

"Charles sirvió en el Ejército en Irlanda del Norte y creo que esto lo afectó enormemente junto con la muerte de su hermano Nigel a causa de un cáncer".

El castillo que heredó Jordan se mantiene con el dinero invertido por la familia en acciones y por los contratos de alquiler que pagan los agricultores locales por las parcelas de tierra que trabajan dentro de la estancia.

El heredero dice que ya no necesita trabajar pero que sin embargo se encargará de realizar acciones de beneficencia dirigidas a las personas que más lo necesiten.