Merkel critica con dureza el espionaje de EE.UU.
Merkel critica con dureza el espionaje de EE.UU.
Redacción EC

La canciller alemana  criticó hoy en términos inusualmente duros las prácticas de espionaje de Estados Unidos apenas dos días antes de recibir en Berlín al secretario de Estado norteamericano, .

"Una actuación que prioriza el fin a los medios y que hace todo aquello que es técnicamente posible viola la confianza y siembra la desconfianza. Al final no hay más seguridad, sino menos", dijo en una declaración de gobierno ante el Parlamento en Berlín.

(CDU), cuyo teléfono móvil fue al parecer espiado por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), se mostró pesimista sobre la posibilidad firmar un acuerdo antiespionaje con el gobierno de Barack Obama.

"Tampoco lo resolveremos con un viaje mío", admitió. Merkel tiene previsto visitar a Obama en los próximos meses en Washington.

"¿Es correcto que nuestros socios más próximos como Estados Unidos y Gran Bretaña obtengan el acceso a todos los datos imaginables, afirmando que es por su propia seguridad y la seguridad de sus socios?", preguntó .

Mientras hablaba al Parlamento se confirmaba la visita de Kerry este viernes a Berlín. El encuentro en la sede de la Cancillería servirá para discutir "sobre la relación transatlántica y cuestiones de política exterior", como las crisis de Siria y Ucrania, precisó el portavoz de Merkel.

Alemania es uno de los países más golpeados por el escándalo de , que además del  interceptó supuestamente millones de comunicaciones privadas en el país.

Pese a su enfado, la canciller insistió en que Alemania "no puede imaginar un aliado mejor que Estados Unidos" y alertó por eso contra la posibilidad de congelar las negociaciones para un tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

La crítica a Estados Unidos fue uno de los pocos pasajes que escaparon al guión previsto en el discurso de Merkel al Parlamento, centrado en la bonanza de la economía alemana y en el programa -ya conocido desde hace varias semanas- de su nueva "gran coalición" de gobierno con los socialdemócratas del SPD.