(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Redacción EC

Río de Janeiro. El ministro brasileño de Economía, Paulo Guedes, minimizó el jueves ofensas personales proferidas por el presidente y afirmó que muchas son aseveraciones "verdaderas", como cuando el mandatario se rió de un comentario que criticaba el aspecto físico de la primera dama de Francia, Brigitte Macron.

"Veo progresos [económicos] en varios frentes, pero (...) la preocupación es si insultaron a [la expresidenta chilena Michelle] Bachelet, si insultaron a la mujer de [Emmanuel] Macron, si la llamaron fea", dijo Guedes en un debate con empresarios en Fortaleza (nordeste). 






"El presidente lo dijo, y es la verdad. La mujer es fea de verdad", agregó Guedes, arrancando aplausos de la platea.

Después de una pausa, el ministro, formado en la Universidad de Chicago, agregó con una sonrisa: "No existe mujer fea: existe mujer observada desde un mal ángulo"

Más tarde, Guedes se disculpó públicamente por sus comentarios sobre Brigitte Macron.

Guedes "pide disculpas por la broma realizada hoy en un evento público en Fortaleza (Ceará, norte), cuando mencionó a la primera dama francesa", informó su asesoría en un comunicado.

Jair Bolsonaro retiró la semana pasada de Facebook, "para evitar dobles interpretaciones", un comentario a un meme en el cual uno de sus partidarios se burlaba del físico de Brigitte Macron, comparando una foto en la que ella aparece seria y mirando hacia abajo, con una imagen de la primera dama brasileña, Michele Bolsonaro, sonriendo frente al mandatario brasileño el día de su investidura.

"¿Ahora entienden por qué Macron ataca a Bolsonaro?", se lee a un lado de las fotos, a lo cual Bolsonaro respondió: "No humilles, hombre, ja ja".

Emmanuel Macron calificó ese comentario de "extraordinariamente irrespetuoso", aunque Bolsonaro negó que se tratara de una ofensa. "Yo no puse esa foto de su mujer", alegó.

Los internautas brasileños inundaron las redes repudiando la actitud del presidente con el hashtag #DesculpaBrigitte.

Francia y Brasil viven momentos de crispación diplomática, después de que Macron calificara de "crisis internacional" la proliferación de incendios en la Amazonía y evocara la posibilidad de internacionalizar la cuestión si Brasil no consiguiera controlar la degradación del mayor bosque tropical del mundo, esencial para el equilibrio del clima en el planeta.

El lunes, Jair Bolsonaro abrió otra polémica al rechazar con virulencia críticas de Bachelet, actual Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU.

Brigitte Macron

Bachelet "dice que Brasil pierde espacio democrático, [pero] si la gente de Pinochet no hubiera derrotado a la izquierda en 1973, y con ella a su padre, Chile sería hoy como Cuba", dijo en referencia al general de brigada Alberto Bachelet.

El padre de la Comisionada de la ONU fue detenido y torturado por oponerse al golpe de Pinochet y murió en la cárcel en 1974. La expresidenta también fue torturada antes de exiliarse. 

Fuente: AFP