La camioneta Toyota en la que fueron encontrados los cuerpos en Bogotá. (Foto: CityTv).
La camioneta Toyota en la que fueron encontrados los cuerpos en Bogotá. (Foto: CityTv).

La camioneta Toyota de placas CJE825 en la que se encontraron cuatro cadáveres con signos de tortura en Bogotá, , sigue arrojando pistas. EL TIEMPO reveló en exclusiva quién es su propietario. Y ahora estableció un nuevo nexo con una investigación que adelanta la Fiscalía desde 2018.

MIRA: Cadáveres hallados en camioneta estaban en bolsas y se analiza si hubo tortura

La camioneta, de color gris Xerus metalizado y de placas de Chía, fue abandonada hacia las 10 de la noche y, tras tres horas de inspección, se encontraron los cuerpos de tres hombres y una mujer con signos de tortura.

La Fiscalía le impuso medidas con fines de extinción de dominio a 20 bienes de Stella Durán y Jorge Iván Salazar. (Foto: EL TIEMPO).
La Fiscalía le impuso medidas con fines de extinción de dominio a 20 bienes de Stella Durán y Jorge Iván Salazar. (Foto: EL TIEMPO).

Reporteros de EL TIEMPO establecieron que la camioneta está a nombre de Carlos Mauricio Navarro Durán, quien figura en dos empresas en en Barcelona (España): una es Baltinga Holding Company SL y la otra, Telemarketing Express International SL.

Ahora, EL TIEMPO revela que el empresario es hijo de María Stella Durán de Navarro, la llamada ‘reina de las televentas’ o telemarketing.

Ambos aparecen como directivos en la empresa Stella Durán productos naturales S en C.

María Stella Durán de Navarro fue capturada en septiembre de 2018 en su lujosa residencia en el norte de Bogotá. Durante cuatro décadas hizo del negocio de la belleza un emporio empresarial.

Boleta de libertad

En las interceptaciones, avaladas por un juez de garantías, se oye a María Stella Durán, quien acababa de regresar al país luego de un viaje a los Estados Unidos, hacer referencia explícita a los trámites que habría encargado a la red de corrupción que funcionaba dentro del Invima desde hace años.

En las interceptaciones los investigadores detectaron que los integrantes de la organización ofrecían en su portafolio de servicios ilegales los trámites para dar registro a productos que supuestamente habrían sido importados de China y que ofrecían curas milagrosas para distintas enfermedades.

Según el expediente, la empresaria obtuvo boleta de libertad el pasado 29 de marzo y su hijo no tiene antecedentes. La boleta de libertad la expidió el juzgado 58 penal municipal con función de garantías.

El rastreo

EL TIEMPO investigó y estableció que la Toyota tiene blindaje nivel 3, incorporado al vehículo en julio del año pasado.

Su dueño es buscado por oficiales de inteligencia de la Policía Metropolitana de Bogotá para que entregue información sobre las personas que tenían en su poder la camioneta.

“En este tipo de casos, por lo general, el carro usado para abandonar cadáveres pertenece a una de las víctimas. Por eso, queremos saber si Navarro la vendió o seguía en su poder”, aseguró un investigador.

Y agregó que el dueño no registra antecedentes judiciales y que se trata de una pista dentro de la investigación para llegar a los tenedores del vehículo y a las identidades de los muertos.

EL TIEMPO ha intentado ubicar a los abogados de la empresaria y a su hijo, pero al cierre de esta edición no ha sido posible.