Agencia EFE

Agencia de noticias

La Aeronáutica Civil de restringió este lunes temporalmente las operaciones del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, que sirve a la ciudad de Cali (suroeste), por las manifestaciones en las que han fallecido al menos 19 personas en todo el país y que constituyen la peor crisis del actual Gobierno.

MIRA ACÁ LA TRANSMISIÓN EN VIVO:

Desde las 5:00 pm del día de hoy lunes 03 de mayo de 2021, se restringen temporalmente las operaciones aéreas en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de Palmira (...) debido a los bloqueos en vías de la ciudad que afectan la llegada y salida al terminal aéreo”, detalló la Aeronáutica en un comunicado.

La autoridad aérea agregó que la situación “no solo ha impedido el desplazamiento de los pasajeros, sino que ha afectado el ingreso y salida del personal que labora en el terminal aéreo, lo que no permite una adecuada prestación de los servicios”.

Las protestas populares contra la ya hundida reforma tributaria del Gobierno colombiano han derivado en la peor crisis política y social que ha enfrentado el presidente y dejan al menos 19 personas muertas y más de 700 heridos.

Las movilizaciones sociales que comenzaron en noviembre de 2019 en protesta contra la política económica de Duque resurgieron con fuerza la semana pasada después de un paréntesis de más de un año por la pandemia de covid-19 que empobreció a miles de familias colombianas, y el detonante fue el controvertido proyecto de reforma tributaria.

“La Aeronáutica Civil trabaja con las empresas aéreas con el fin de reprogramar las operaciones aéreas que se vean afectadas (...) El restablecimiento de las operaciones se dará una vez las condiciones de movilidad sean las adecuadas para los pasajeros que llegan y salen del terminal aéreo”, precisó el organismo.

DÍAS DIFÍCILES PARA CALI

Cali, capital del departamento del Valle del Cauca y principal ciudad del suroeste de Colombia, vive días difíciles y de incertidumbre por cuenta de la violencia policial, los disturbios y los bloqueos, que están provocando desabastecimiento de alimentos y combustibles.

Las manifestaciones se han realizado en varias zonas de la ciudad, principalmente en las salidas hacia los municipios cercanos, a donde llegan a diario miles de personas a expresar además su disconformidad con la violencia policial que ha dejado allí un número indeterminado de muertos desde el miércoles pasado.

Según el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, solo en las últimas horas fueron asesinados dos jóvenes durante las protestas e incluso uno de ellos, Nicolás Guerrero, era hijo de un primo suyo.

“Ayer asesinaron a dos jóvenes en la madrugada. Dos muchachos, uno de 21 años y otro de 23 (...) Nicolás era un joven talentoso, líder, artista. Desafortunadamente las circunstancias de ayer le significaron la muerte por una herida con arma de fuego en la cabeza”, expresó Ospina a periodistas.

Las manifestaciones también han dejado decenas de comercios destruidos y tienen paralizada la vida de Cali.

Las imágenes de largas filas para abastecer combustible y los estantes de alimentos vacíos en algunas plazas de mercado y tiendas tienen en vilo a las autoridades, que buscan una solución a un problema que aún no es crítico pero que crece velozmente.

MANIFESTACIONES EN TODO EL PAÍS

También hay protestas de taxistas hoy en capitales como Cúcuta, en la frontera con Venezuela; en Pereira, en la región del Eje Cafetero; en Bucaramanga (Santander), en Tunja (Boyacá), y en las ciudades caribeñas de Barranquilla y Montería, para denunciar la “piratería” de las plataformas digitales.

A las protestas de taxistas se han sumado camioneros que bloquean la zona de Siberia, en las afueras de Bogotá, y los accesos a Zipaquirá, localidad cercana a la capital colombiana, así como la Vía al Llano y carreteras de los departamentos de Caldas y Risaralda, en el centro del país, entre otros lugares.

Los camioneros, que apoyaron las protestas contra la reforma tributaria, han manifestado que seguirán movilizados contra otras iniciativas del Gobierno, como la reforma a la salud.

“Nos sentimos afectados por tanta arbitrariedad del Gobierno hacia los camioneros y diferentes grupos empresariales, por el alza de los combustibles y los peajes”, dijo a Efe Alexander Castro, un camionero que hacía parte de un grupo de unos 250 congregados en el sector de Molinos, en el sur de la ciudad.

La rebelión popular contra la reforma fiscal, que aumentaba los impuestos mediante la ampliación de la base tributaria y el cobro del IVA del 19 % a los servicios públicos, entre otras medidas polémicas, comenzó el pasado miércoles y se ha prolongado a pesar de la caída del proyecto.

Las manifestaciones se han cobrado la vida de un número indeterminado de personas, en su mayoría jóvenes alcanzados por disparos de la Policía en ciudades como Cali e Ibagué, según diversos organismos.

La ONG Temblores dijo ayer que investiga “la muerte de ocho manifestantes presuntamente atacados por policías” y “documentado 940 casos de violencia policial” entre los pasados el miércoles y el sábado pasados, además de “672 detenciones arbitrarias contra manifestantes” y cuatro denuncias de violencia sexual por parte de la fuerza pública.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR