Policías y militares reprimen una protesta de leales a Evo Morales en Sacaba, Cochabamba. El hecho dejó 9 civiles muertos. (AFP).
Policías y militares reprimen una protesta de leales a Evo Morales en Sacaba, Cochabamba. El hecho dejó 9 civiles muertos. (AFP).
Redacción EC

Un informe oficial del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) confirmó que la causa de la muerte de nueve personas, durante el enfrentamiento del viernes entre cocaleros leales al expresidente de y fuerzas de seguridad en el puente Huayllani de Sacaba (Cochabamba), fue por penetración de proyectil de arma de fuego, informó el diario “El Deber”.

El representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, Nelson Cox, informó que tras más de siete horas de intervención forense, se determinó que las 9 víctimas fallecieron producto de impactos de bala. “Ahora debemos aguardar los resultados de balística para saber la procedencia de los proyectiles que causaron las nueve muertes, esto queda en manos del Ministerio Público”, agregó.

Los sucesos de mayor violencia de la crisis en Bolivia, que se originó a partir de las elecciones generales del pasado 20 de octubre, se produjeron este viernes en la ciudad de Sacaba, en la región central de Cochabamba.

En ese choque entre cocaleros seguidores de Evo Morales y policías y militares murieron nueve manifestantes mientras que otros 115 resultaron heridos, según un reporte de la Defensoría del Pueblo de Cochabamba a Efe.

“Mi cuñado murió con tres impactos de arma de fuego. Deja una niña de dos años en la orfandad. Pedimos justicia para nuestro hermano. Él vino de Villa 14. Allá tenía su cato de coca. Por eso salió a marchar”, contó uno de los familiares de Armando Carballo (25), una de las víctimas fatales de los enfrentamientos, de acuerdo con el diario “La Razón”.

Ciudadanos rodean los féretros de varios de los fallecidos tras los disturbios del viernes en Cochabamba. (EFE/ Jorge Ábrego).
Ciudadanos rodean los féretros de varios de los fallecidos tras los disturbios del viernes en Cochabamba. (EFE/ Jorge Ábrego).

Nelson Cox dijo que realizó una visita a diferentes hospitales de Cochabamba y no encontró a funcionarios policiales y militares heridos.

Sin embargo, el comandante departamental de la policía, Jaime Zurita, señaló que existen varios policías heridos por quemaduras ocasionadas tras la explosión de bombas molotov y dinamitas.

Nelson Cox mantuvo que lo que hubo en realidad en Sacaba fue una “arremetida” de las fuerzas de seguridad contra la población civil en protesta y que prueba de ello es que los muertos tienen impacto de municiones letales.

El Gobierno transitorio de Bolivia ordenó este sábado una investigación de los sucesos y abrigó la hipótesis de que varios de los fallecidos murieron por disparos que supuestamente provinieron del lado de los manifestantes.

La Policía y las Fuerzas Armadas realizan operativos conjuntos desde el pasado lunes para mantener el orden en Bolivia, tras el caos en que se sumió el país después de que el día antes Morales anunciara su renuncia.

Evo Morales hizo ese anuncio después de que un informe revelara graves irregularidades en los comicios del 20 de octubre tras los que fue proclamado vencedor entre denuncias de fraude electoral.