Evo Morales llega a México como asilado político (Video: AFP).
Redacción EC

Ciudad de México. El expresidente boliviano llegó este martes al aeropuerto de la Ciudad de México después de aceptar la oferta de asilo político que le hizo tras su renuncia el mandatario mexicano, Andrés López Obrador.

Evo Morales

Morales llegó en un avión de la Fuerza Aérea de México que lo trasladó desde Bolivia, en un periplo lleno de cambios de último momento por parte de varios gobiernos que afectaron el plan de vuelo previsto inicialmente.

“Gracias a México, a sus autoridades, pero también quiero decirles que mientras tenga la vida seguimos en política, mientras esté en el tren de la vida sigue la lucha, y estamos seguros que los pueblos tienen todo el derecho de liberarse”, dijo en una primera declaración en el hangar del Ejército mexicano.

“Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el presidente de México y el pueblo boliviano me salvó la vida”, manifestó.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, recibe a Evo Morales. (REUTERS/Edgard Garrido).
El canciller de México, Marcelo Ebrard, recibe a Evo Morales. (REUTERS/Edgard Garrido).

Morales denunció que el sábado 9 de noviembre, un día antes de renunciar, un miembro del equipo de seguridad del Ejército le informó en el trópico de Cochabamba que militares habían pedido su cabeza a cambio de 50.000 dólares.

“Por eso digo que estamos agradecidos por salvarnos la vida”, reiteró Morales junto al que era su vicepresidente Álvaro García Linera y su ministra de Salud, Gabriela Montaño, quienes viajaron en el mismo avión hacia México.

Morales denunció que su país ha vivido un “golpe de Estado” desde su “triunfo” en las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

En la última etapa, lamentablemente, al golpe político y cívico se sumó la Policía Nacional”, reprochó Morales, quien acusó a los opositores de haber quemado actas electorales y sedes sindicales, así como haber asaltado su casa en Cochabamba y la de su hermana.

Evo Morales se amarra los pasadores tras llegar al aeropuerto de Ciudad de México. (EFE/ Mario Guzmán).
Evo Morales se amarra los pasadores tras llegar al aeropuerto de Ciudad de México. (EFE/ Mario Guzmán).

Incluso “hicieron renunciar a dos alcaldes de ciudades importantes como Sucre y Potosí”, expresó.

“Para que no haya más hechos de sangre ni mas enfrentamientos hemos decidido renunciar”, expresó sobre su renuncia, hecha pública el pasado domingo.

Al final de su breve discurso, Evo Morales, visiblemente cansado tras un periplo aéreo de varias horas que comenzó anoche en Bolivia, volvió a dar de nuevo las “gracias a México y a sus autoridades”.

Simpatizantes de Evo Morales en México. (AFP / CLAUDIO CRUZ).
Simpatizantes de Evo Morales en México. (AFP / CLAUDIO CRUZ).

Además, reiteró que mientras “tenga vida” seguirá en la política y “en la lucha”, y reivindicó que durante su Gobierno logró acabar con la “opresión”.

Evo Morales dijo que su único “delito” es ser “indígena” y que su único “pecado” fue el de implementar “programas sociales para los más humildes” en Bolivia.

Morales se declaró como “antiimperalista” y dijo que pese al “golpe” no va a cambiar “ideológicamente”, reivindicando la reducción de la pobreza que logró en sus años en el poder.

Al término de su corta comparecencia se dio de nuevo la mano a Marcelo Ebrard y dedicó un corto saludo con la mano a la prensa.

“Es para nosotros el día de hoy un día de alegría porque el asilo que se le ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo, y ya está en tierras mexicanas donde gozará de libertad, seguridad, integridad, protección a su vida”, expresó el canciller mexicano.

AFP.
AFP.

LARGO PERIPLO

El canciller mexicano Marcelo Ebrard explicó el martes por la mañana, con la aeronave todavía sobrevolando aguas internacionales rumbo a la Ciudad de México, que el avión mexicano llegó a Lima el lunes para, desde allí, esperar el permiso de Bolivia para recoger a Morales.

Pero cuando se le permitió despegar y la aeronave militar ya estaba en vuelo, el permiso para aterrizar en territorio boliviano fue revocado y tuvo que regresar a la capital peruana y esperar que las fuerzas armadas de Bolivia dieran su autorización.

El retorno también fue complicado. Perú prohibió el regreso por Lima, como estaba previsto en un principio, con lo que el despegue de la aeronave con Morales a bordo tuvo que retrasarse. Ebrard relató que fue un momento de gran tensión y que, de haberse prolongado, podría haber puesto en riesgo la integridad de Morales. “Eso fue muy difícil, muy tenso”, agregó.

Finalmente Paraguay aceptó que el avión parara en Asunción para abastecerse de combustible y de ahí partió rumbo a México pero no por la ruta más lógica y directa, ya que algunos países cerraron su espacio aéreo.

El domingo, Evo Morales había anunciado la repetición de las elecciones presidenciales después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) diera a conocer numerosas irregularidades en los comicios del 20 de octubre pasado en los que fue reelegido para un cuarto mandato.

Después de su anuncio y ante presiones de policías y militares, Morales anunció su renuncia a la Presidencia tras casi 14 años en el poder.

____________________________________

INFORMACIÓN PREVIA

Bolivia entró en un vacío de poder e incertidumbre política tras la renuncia de Morales a la presidencia presionado por el ejército y después de semanas de protestas masivas y denuncias de supuesto fraude en los últimos comicios presidenciales. También renunciaron todas las autoridades que, según la constitución, estaban facultadas para sucederlo.

Ebrard dijo que dos personas acompañan a quien fuera el primer presidente indígena del país andino, aunque no ofreció sus identidades.

anunció en la noche del lunes que había partido de su país a bordo de un avión de la Fuerza Aérea mexicana para hacer efectivo el asilo otorgado por ese país que considera que “su vida y su integridad corren riesgo” tras su renuncia al cargo.

La aeronave destinada a recoger a aterrizó promediando las 9:15 p.m. (8:15 p.m. en el Perú) en el aeropuerto internacional de Chimore, en el departamento de Cochabamba, Bolivia.

Más temprano, el avión llegó a Lima, informó la Cancillería de Perú en un comunicado emitido más temprano.

A solicitud del Gobierno de México se concedió permiso de sobrevuelo y abastecimiento de combustible en nuestro país a un avión oficial mexicano, el cual ha partido a las 6:30 p.m. con destino a Bolivia”, señaló la nota.

Más temprano, el canciller mexicano Marcelo Ebrard anunció que Evo Morales aceptó el asilo político ofrecido el domingo por su país. Indicó que recibió una llamada del exmandatario en la que les “solicitó verbal y formalmente asilo político en nuestro país”, calidad que se le concedió porque “su vida y su integridad corren riesgo”.

El gobierno peruano indicó que “esta decisión es consistente con nuestras obligaciones derivadas de la Convención de Caracas de 1954 sobre Asilo Diplomático”.

Asimismo, reitera su compromiso con una transición pacífica y dentro del orden constitucional en Bolivia.

Horas antes, una fuente militar había informado a la AFP que se encontraba en Lima un avión de la Fuerza Aérea mexicana.

Tenemos la aeronave de la Fuerza Aérea de México en el parqueo del Grupo 8 (de la Fuerza Aérea del Perú). Aún no tenemos su hora de salida” hacia Bolivia, dijo entonces la fuente.

El avión esperaba permiso de las autoridades aeronáuticas bolivianas para partir hacia ese país.

En tanto, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, dijo que el mandatario peruano, Martín Vizcarra, había habilitado espacio aéreo de Perú para que pueda volar el avión de México a Bolivia para buscar a Morales, quien renunció el domingo acorralado por protestas masivas tras su polémica reelección en los comicios de octubre.

Fernández habló en la presentación de un libro en la que además expresó “su eterna gratitud” hacia el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por darle asilo a Morales; y hacia el mandatario paraguayo, Mario Abdo, quien también dijo que estaban las puertas abiertas de su país para recibir al boliviano.

Fuente: AFP / EFE / AP