Joel Valle, esposo y principal sospechoso del asesinato de Flor María García Valle, una mujer que desapareció en marzo de 2021, es escoltado por la policía cuando llega a la corte en Cojutepeque, El Salvador, el 30 de junio de 2021.
Joel Valle, esposo y principal sospechoso del asesinato de Flor María García Valle, una mujer que desapareció en marzo de 2021, es escoltado por la policía cuando llega a la corte en Cojutepeque, El Salvador, el 30 de junio de 2021.
/ COJUTEPEQUE, EL SALVADOR
Agencia EFE

Un juzgado especializado de violencia machista en condenó este lunes a 50 años de prisión a Joel Valle, procesado penalmente por el feminicidio de Flor María García, su esposa y cuyo cuerpo fue encontrado tras más de 100 días desaparecida.

Valle y Francisco Boanerges Valle Quezada, primo del ahora condenado y supuesto cómplice del hecho, enfrentaron un proceso penal por el delito de feminicidio agravado y encubrimiento, respectivamente, informó el Centro Judicial.

Valle Quezada fue condenado a 2 años de cárcel por el delito de encubrimiento, sentencia que será reemplazada por trabajo de utilidad pública.

Mira: El Salvador captura a más 140 pandilleros en ciudad cercada por Bukele con más de 10.000 policías y militares

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, Valle “planeó el feminicidio en complicidad con su primo. El hecho sucedió en 2021 y las autoridades salvadoreñas localizaron el cuerpo de García tras más de 100 días de desaparecida.

La mujer, según expuso en su momento su familia, salió de su casa, ubicada en la central localidad de Cojutepeque, la madrugada del 15 de marzo de 2021 para realizar una diligencia en San Salvador, y no volvió.

El caso de esta mujer consternó a la sociedad salvadoreña y fue hecho público por su familia, que se movilizó en redes sociales, principalmente, con la etiqueta #TodosSomosFlor.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) asegura que El Salvador “continúa siendo el país con mayor número de asesinatos de mujeres en la región” y ve con preocupación la “elevada prevalencia” de la violencia contra las mujeres, especialmente la sexual, y en particular, su afectación en niñas y adolescentes.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más