Vista de la camioneta propiedad del exvicepresidente de Paraguay, Oscar Denis, que fue hallada abandonada a metros de su estancia Tranquerita, en el departamento de Amambay (Paraguay). (Foto: EFE/Nathalia Aguilar).
Vista de la camioneta propiedad del exvicepresidente de Paraguay, Oscar Denis, que fue hallada abandonada a metros de su estancia Tranquerita, en el departamento de Amambay (Paraguay). (Foto: EFE/Nathalia Aguilar).
Redacción EC

El Gobierno mantuvo un silencio oficial este sábado ante el nuevo órdago lanzado la víspera por el (EPP), que exigió la liberación de dos de sus presos y el reparto de víveres en comunidades del norte por valor de dos millones de dólares para entregar con vida al exvicepresidente de Oscar Denis.

Denis fue secuestrado el miércoles junto a Adelio Mendoza, el indígena de 21 años que trabaja en la estancia ganadera del primero, en la frontera entre los departamentos de Amambay y Concepción.

La única manifestación del Ejecutivo tras conocerse las exigencias del EPP fue la del ministro del Interior, Euclides Acevedo, que este sábado informó que continúa el operativo de búsqueda por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el combinado de policías y militares que combate a la guerrilla.

“Prosigue la estrategia militar de búsqueda y rescate de los secuestrados. Un trabajo coordinado entre las FTC y el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación. En comunicación frecuente con los familiares” expresó en su cuenta social.

EXIGENCIAS DE “IMPOSIBLE” CUMPLIMIENTO

En su comunicación con la familia el viernes, la primera desde el secuestro, el EPP amenazó con dar muerte al empresario y político retirado del Partido Liberal de no cumplirse ese reparto de alimentos en el plazo de ocho días.

En el mismo se explica que los víveres, junto a prendas de vestir, aperos de labranza y semillas, deberá ser entregado a 40 comunidades del norte, fijando un gasto de 50.000 dólares para cada una.

Consultado por Efe, el titular de la Secretaría Nacional Antidrogas, Arnaldo Giuzzio, expresó que se trata de una condición muy “dura” debido al alto monto demandando y a que las cuentas de la familia ya fueron bloqueadas, de acuerdo al procedimiento en casos de secuestro.

El EPP dio asimismo al Gobierno un plazo hasta la noche de este domingo para poner en libertad a Carmen Villalba y Alcides Oviedo, ambos en prisión y referentes históricos del EPP, fundado en 2008 bajo postulados marxistas.

Al respecto, Giuzzio, dijo que la exigencia de liberar a Villalba y a Oviedo es de “cumplimiento imposible” por parte del Gobierno, y que ello lo sabe el EPP.

Por su parte, Rafael Filizzola, ministro del Interior bajo el Gobierno del Frente Guasu (2008-2012), la mayor fuerza de izquierda del país, añadió que ceder a ese exigencia significaría conceder al EPP un estatus de “fuerza beligerante” que no le corresponde.

Entre otras razones porque no mantiene un control territorial como pudieron tener las FARC colombianas, adujo.

Filizzola recordó que la exigencia del EPP de un canje de prisioneros ya fue rechazada por el presidente Horacio Cartes (2012-2018).

Ese Ejecutivo, predecesor del actual, del también colorado Mario Abdo Benítez, se negó en 2014 a liberar a seis presos del EPP a cambio de no matar al policía Edelio Morínigo, al que secuestró ese año.

Desde entonces no habido ninguna noticia del paradero de Morínigo o prueba de que siga con vida.

UN SECUESTRO DIFERENTE

Denis, vicepresidente del gabinete liberal que gobernó entre 2012 y 2013, es el mayor excargo político secuestrado por el EPP en todo el historial del grupo armado, lo que para Filizzola indica que se trata de un secuestro político y no económico, como acostumbra la banda.

Resaltó además que otros secuestros a productores agrícolas terminaron también con la entrega de alimentos a comunidades campesinas, pero incluyendo el pago de sumas elevadas al EPP por parte de las familias.

En el caso de Denis, el EPP no ha exigido ningún rescate económico para sus arcas.

Una de las hipótesis que se barajan es si el EPP secuestró a Denis como venganza por la muerte de dos niñas la semana pasada, en un enfrentamiento en la misma zona entre la guerrilla y la FTC.

El Gobierno mantiene que las menores, de once años, era hijas de líderes activos del EPP que las llevaron a su campamento desde Argentina, donde habrían crecido.

Sin hacer un pronóstico, Filizzola dijo que en cualquier caso el secuestro de Denis representa un demostración de fuerza del EPP, al que el Gobierno atribuye entre 20 y 30 integrantes.

FAMILIARES DEPOSITAN MEDICAMENTOS

Una de las hijas de Denis dijo este sábado a un medio local que la familia cumplió anoche una de las demandas del EPP, depositar una bolsa con medicamentos en los alrededores donde ocurrió el secuestro de cara a asistir al exvicepresidente, con cuadro de diabetes e hipertensión.

No obstante el escrito del EPP no marcaba claramente el lugar donde realizar ese depósito.

Ese punto del comunicado señalaba también que en esa área “segura” sería liberado Mendoza, quien no formaría parte del objetivo del EPP.

Fuente: EFE

___________________

VIDEO RECOMENDADO

Gobierno de Colombia pide perdón por agresión policial que desató protestas. (AFP).
Gobierno de Colombia pide perdón por agresión policial que desató protestas. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR