El principal promotor de las movilizaciones contra el Ejecutivo recordó que muchos de los soldados y policías que reprimen las protestas son familiares de quienes ejercen el derecho a la movilización.
El principal promotor de las movilizaciones contra el Ejecutivo recordó que muchos de los soldados y policías que reprimen las protestas son familiares de quienes ejercen el derecho a la movilización.
/ Cristina Vega Rhor / AFP
Agencia EFE

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del (Coanie), Leonidas Iza, pidió este miércoles que cese la represión a las manifestaciones contra el Gobierno del mandatario (conservador), y pidió a policías y soldados que “no maten a sus padres, a sus hermanos”.

MIRA: Paro nacional en Ecuador: ¿por qué se prevé difícil que las partes se sienten a negociar?

Iza, en un discurso pronunciado en la Universidad Central (Estatal) del Ecuador, en el centro de Quito, se lamentó de que haya al menos tres personas muertas y muchas heridas de gravedad en el entorno de la protesta social, que cumplió su décima jornada consecutiva.

El principal promotor de las movilizaciones contra el Ejecutivo recordó que muchos de los soldados y policías que reprimen las protestas son familiares de quienes ejercen el derecho a la movilización, y agregó que los agentes de tropa usualmente provienen de hogares pobres que se han unido a los reclamos.

“RÍOS DE GENTE LLEGARÁN A QUITO”

Iza insistió, asimismo, en que la movilización social continuará indefinidamente y alertó que “ríos de gente llegarán a la capital” para fortalecer la protesta contra el Gobierno, si el presidente Lasso no da respuestas concretas a los diez puntos del pliego de peticiones de las organizaciones populares.

El líder indígena recordó que esas demandas ya han sido exhibidas al Gobierno desde hace un año, pero remarcó que la falta de respuesta de las autoridades es la que obligó a la Conaie y a otros colectivos a convocar al paro nacional indefinido.

A las comunidades “volvemos con resultados”, pero si no hay respuestas “nos quedamos aquí”, en Quito, remarcó Iza al destacar el poder organizativo del movimiento indígena y la capacidad de apoyo popular que ha obtenido el paro.

“La lucha la financia el pueblo”, remarcó Iza, al rechazar una versión del mando militar del país que había insinuado que la protesta era auspiciada por el narcotráfico o el crimen organizado, conjeturas que no han sido acompañadas de pruebas.

“Rechazamos estas declaraciones irresponsables”, replicó Iza, al comparar la movilización con “la minga”, una costumbre ancestral andina de trabajo comunitario y voluntario.

Asimismo, el presidente de la Conaie aseguró que la movilización coincide con el Inti Raymi, la fiesta del sol de los indígenas andinos que se celebra en la temporada del solsticio de verano, y por ello pidió a sus bases a “luchar y bailar” también.

PLIEGO DE PETICIONES

El líder indígena recordó que el pliego de peticiones exige bajar el precio de los combustibles a los niveles anteriores a una subida que hizo el Gobierno hace algunos meses.

El pedido de la Conaie es que el precio ya congelado de la gasolina extra o regular (85 octanos) se reduzca de 2,55 dólares a 2,10 dólares el galón (3,7 litros) y que el diésel, también congelado, pase de 1,90 a 1,50 dólares el galón.

Asimismo, piden el alivio de deudas para los campesinos en los bancos que, según dijo, cobran tasas de interés altos que llegan hasta el 30 % y que regularmente presionan con juicios de coactiva.

La Conaie también exige mejorar los precios de los productos agrícolas para los pequeños agricultores y campesinos y que se impida la precarización del trabajo con las reformas laborales de flexibilización que impulsa Lasso.

El pliego de peticiones también exige el fin de las acciones petroleras y mineras en territorios indígenas, zonas agrícolas y fuentes de agua; además que se impida la propuesta del presidente ecuatoriano de duplicar la extracción de crudo.

El respeto a 21 derechos colectivos de los pueblos indígenas, que se eliminen las privatizaciones de empresas del Estado, que el Gobierno mejore el control de precios en los mercados de víveres y que se fortalezcan los derechos a la salud y la educación.

“Hay un montón más” de demandas, agregó Iza, quien responsabilizó al Gobierno de una eventual escalada de la tensión social, si no da respuestas a las demandas en una movilización que ya deja dos manifestantes fallecidos y no menos de un centenar de heridos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más